No a la ley de la bicicleta

El 26 de Julio de 2008, se presentó al gobierno un proyecto de ley impulsado por algunas organizaciones pro bicicleta, agrupadas en el CUCH (Ciclistas Unidos de Chile). Este proyecto de ley busca, según palabras de sus propios promotores “transformar la promoción de la bicicleta en una política pública a nivel municipal, regional y nacional, con una normativa con claros derechos y deberes para los ciclistas”. Hoy 01 de Julio de 2009, la presidenta Michelle Bachelet colocará su firma en un documento basado en dicho proyecto presentado hace casi un año, cuyo texto final, ni los impulsores, ni funcionarios de gobierno relacionados al tema, ni nosotros, conocemos.

Nosotros, Arriba ‘e la Chancha, conocemos esta iniciativa desde hace tiempo y queremos compartir nuestra visión contigo.

No nos vinculamos ni participamos en la gestión de esta Ley de la Bicicleta porque sencillamente no estamos de acuerdo con que deba existir. Participar hubiese significado validar su existencia. Los ciclistas no necesitamos una ley especial y específica para hacer uso libre de nuestro vehículo predilecto, actualmente está contemplado legalmente como tal en la Ley de Tránsito (Ley 18.290) y cuya conducción contempla deberes y derechos claros.

Si bien conocemos muy bien el texto del proyecto que se presentó hace casi un año, no sera este post la instancia de analizar punto a punto sus propuestas, las que cabe decir, son en principio, positivas y acertadas en algunos casos, al mismo tiempo que hay elementos nebulosos y poco acertados en otros. En este texto queremos dejar patente el porqué consideramos que de base, una Ley de la Bicicleta no es el camino correcto para mejorar la situación de este vehículo en el escenario de transportes nacional.

Plantear una Ley de la Bicicleta es defiir una ley específica que trata a la bicicleta como una excepción como medio de transporte. Como comentaba anteriormente, la bicicleta está contemplada como vehículo en la legislación de tránsito y en ella se definen los derechos y deberes en su uso. Al plantear una ley específica para el uso de la bicicleta, se le quita un sitial importante, a la par con otros medios de transporte, para colocarla en una situación especial donde se ve degradada.

Una Ley de la Bicicleta no soluciona el problema concreto consistente en lo vulnerado que se encuentra el Derecho a la Movilidad de las personas, independiente del medio de transporte usado. Si debemos reconocer que el escenario del transporte en Chile debe ser mejorado ya que en la actualidad, por desidia, falta de visión,desorden, mercado, entre otras razones, se ha provilegiado un sólo modo de transporte, el automóvil. La ciudad, el entorno urbano, el entorno rural, las vías, las viviendas, los barrios, se han visto modificados y se construyen adaptándose a dicho vehículo.

No es desde una Ley de la Bicicleta, específica y estrecha, desde donde se debe buscar garantizar y proteger el derecho a la Mobilidad de las personas, si no que implementando mejoras al aparato legal existente en el país, que incluye leyes de Tránsito, Urbanismo, Vialidad, Obras Públicas, entre muchas otras, que de alguna manera impactan en el concepto de Movilidad. Esta Ley de la Bicicleta, hasta donde conocemos, se verá expuesta ante una serie de incompatibilidades con otras leyes que están vinculadas al tema movilidad. Entonces es querer tapar el sol con un dedo llamado, Ley de la Bicicleta.

Si bien, nunca quisimos vincularnos a este proyecto, hoy con la firma que se le pondrá al texto en unos minutos más en el Palacio de la Moneda, estaremos incertos en un complejo escenario, un grupo de organizaciones coloca a todos los ciclistas de Chile en un proceso de trabajo que es muy probable que esté marcado por la negociación. Al plantear una Ley que rija el uso de la bicicleta deberemos negociar por primera vez nuestros derechos en el congreso, se le harán indicaciones, cambios, y por primera vez estará la posibilidad de restringir su uso. Negociar implica ceder a cambio de mejoras y estaremos expuestos a ello por primera vez. Dicho proceso deberá llevarse a cabo con atención en la comisión de transportes del poder legislativo.

Como organización ciudadana hemos apostado siempre por ayudar a germinar a la cultura de la bicicleta, entiendiendo y creyendo con firmeza que es la cultura la que debe moldear las leyes para que estas sean puestas en su servicio y no al revés, que mediante una ley se imponga una cultura. Santiago no será Amsterdam, en dos años gracias a una ley. Chile no será Holanda ni tiene por que serlo. Tenemos que definir nuestra propia cultura y tomar medidas que se adapten a nuestra realidad. Para eso debemos vivir un proceso largo, lo tenemos claro, llevamos ya casi 10 años en esto a punta de ganas, a fuerza de pedal energizados con la convicción de que podemos transformar nuestra ciudad nuestro entorno en un espacio que nos acoja a todos, ciudadanos, sin calificativos provenientes del medio de transporte que utilizamos.

Hoy Michelle firmará un documento que no sabemos si conoce bien. Firmará también un compromiso y una promesa de su campaña, promesa que hizo en un diálogo que sostuvo frente a quien escribe y muchos otros miembros de Arriba ‘e la Chancha y Furiosos Ciclistas. Hoy cree materializar esa promesa en este proyecto de ley.

A todas las organizaciones de ciclistas de Chile. Deberemos estar atentos a la tramitación de este proyecto, seguir sus pasos en detalle y participar de su tramitación con propuestas.

52 thoughts on “No a la ley de la bicicleta

  1. Bravo!

    No puedo estar más de acuerdo con el punto de vista expuesto.
    Todo el movimiento que se ha generado en función del proyecto de Ley de la Bicicleta, nos demuestra, de forma muy explícita, desde la incapacidad de gestión unificada, hasta ciertos grados de ignorancia de algunas organizaciones y sus líderes respecto a las necesidades del ciclismo en la ciudad.

    En lo personal, no necesito una ley específica, no necesito (ni quiero) más ciclovías que nos segreguen (ni necesito que me atropellen para darme cuenta de ello), no necesito el apoyo del Gobierno o del Estado para hacer lo que ya hago todos los días.

  2. Petoto, n se trata de desconocer el apoyo del estado. El estado tiene una responsabilidad importante y base para la equidad, esa es garantizar el derecho a la Movilidad de todos y cada uno de los ciudadanos.

    Además todos somos libres de utilizar el medio de transporte que estimemos conveniente y debemos hacerlo sabiendo que contaremos con una ciudad que nos entrega comodidad y seguridad para realizar nuestros trayectos. Con esos principios en mente, el aparato legal existente puede ser mejorado considerablemente, porque afortunadamente es terreno fértil para ello.

  3. Yo tampoco necesito una “Ley de la bicicleta”, utilizo la bici todos los días sin ningún problema y con toda seguridad, la bici es el transporte más eficiente para utilizar en ciudades como Santiago.
    Pero… Yo estoy a favor de la “Ley de la bicicleta” porque quiero que todos los ciudadanos puedan optar por usarla tal como yo lo hago, somos pocos pero podemos ser más, la bicicleta es una experiencia que puede cambiar la vida de las personas y de las ciudades. Mientras más seamos mejores ciudadades tendremos. Porqué no copartir algo tan hermoso.

  4. Comparto tus deseos, de hecho estoy muy alineado con ellos. El tema es Será una ley de la bicicleta el elemento clave para hacerlo? Yo creo que no, por las razones antes expresadas.

  5. Uh… había leído cosillas acerca de la Ley aquella, incluso la Ley misma, pero no conseguía pillar que era lo que no me calzaba y: más claros no pudieron haber sido en esta entrada.

    Incrustar a la fuerza (populista) conceptos en la Ley jamás ha sido buena idea y seguramente esta tampoco será la ocasión… de todos modos y, esto lo digo con todo el sentir ciudadano del día a día y blabl, más que del ser cívico que todos deberíamos ser, no hay que perder de vista de que si una Ley no es efectiva (que se cumpla y que en caso de su no cumplimiento se sancione) casi da lo mismo que exista y, con el caso de las bicicletas, casi cualquier cosa que se haga legalmente no será efectiva (situación emblemática: usar suficientes reflectantes o casco. Es cierto que hay a quíenes los han parado en la calle por eso, pero son casos aislados y, por lo general (no nos engañemos) en solo ciertos sectores de Santiago donde, quizá (digo yo, nomá) no hayan otras cosas más importantes que vigilar y catetear) y, en virtud de esta no efectividad, cualquier gravamen o perjuicio que sufra el uso de la bicicleta (por el hecho de estar ahora tipificado) pasará inadvertido.

    Adhiero agradecimientos a AelC por no escandalizar con el tema y darle tintes melodramáticos, usanza (infelizmente) muy practicada en los últimos tiempos, en que gritar lloronamente está tan en boga.

    Saludos!!!
    Camirrakiulo Villavicencio G.

  6. “Santiago no será Amsterdam, en dos años gracias a una ley. Chile no será Holanda ni tiene por que serlo. Tenemos que definir nuestra propia cultura y tomar medidas que se adapten a nuestra realidad. Para eso debemos vivir un proceso largo, lo tenemos claro, llevamos ya casi 10 años en esto a punta de ganas, a fuerza de pedal energizados con la convicción de que podemos transformar nuestra ciudad nuestro entorno en un espacio que nos acoja a todos, ciudadanos, sin calificativos provenientes del medio de transporte que utilizamos.”

    Esto que señalan es algo en lo que creo firmemente, por lo demás Santiago no es Chile y estas personas se arrogan una representación que nadie les ha dado. Una política con lineamientos claros y que surja de un proceso participativo es, según mi punto de vista, la manera más abordable para orientar este tema. Me manifiesto absolutamente en contra de esta ley.

    Saludos desde Viña.

    JRB

  7. Chile NO necesita una “Ley de la Bicicleta”. Si bien la Ley de Transito es muy clara validando a la bicicleta como un vehículo, colocandola al mismo nivel que un automovil, sólo tenemos que hacer valer esos derechos como lo hemos venido haciendo desde hace más de 10 años. El Estado invierte grandes cantidades de dinero en subsidios para los automotores. ¡Es hora que deje de hacer la vista gorda con los ciclistas!.
    ¿Porque segregarlos a un costado del pavimento?. La verdadera “Cultura de la Bicicleta” no esta en una nueva ley que obligue a las personas a usar la bicicleta en ciertas calles o como comportarse a sabiendas que ya existe una ley de transito y tiene que ser respetada por todos los vehículos. Y el Estado la obligación de educar a la gente como lo dice la misma Ley de Transito. Señores nuevamente lo repito tenemos que hacer valer nuestros derechos los ciclistas “SOMOS EL TRAFICO”.

  8. Amigos de Arribaelachancha.cl, no veo el porqué negarse a algo que nos puede beneficiar. Actualmente la bicicleta se utiliza como medio de transporte y con muy poca regulación, lo que hace que sea peligroso, pues muchos de estos ciclistas son irrespetuosos e irresponsables, en la noche andan sin casco y sin luces que los identifiquen, arriesgándose a tener accidentes, pues como ciclista y como conductor de autos les diré que en la noche no se ven los ciclistas y atropellarlos se más fácil que esquivarlos pues salen de la nada. Con una ley cosas como esas serían reguladas y evitaríamos que personas inconcientes tomen y hagan mal uso de tan bello medio de transporte.

  9. Polo, hay muchas cosas que mejorar en la conducta de los ciclistas y esas conductas que colocas como ejemplo ya están reguladas y deben ser fiscalizadas y por nuestro lado, lo que podemos hacer como sociedad civil es educar para obtener ciclistas mas responsables, verdaderos conductores de bicicletas y no solamente gente que sabe mantener el equilibrio en un biciclo.

    Nuevamente, las bases están dadas, la legislación existe y es mejorable. La ley de la bicicleta redunda en esos temas y nos expone a una negociación innecesaria.

  10. Chile, comparativamente hablando tiene uno de los mejores “estados del arte” en lo cultural y legislativo en relacion a al circulacion de biciceltas en el tránsito. La Ley de la bicicleta… que por lo demas esta en base a 2 textos similares pero ambos erroneos… lo unico que hace es cerrar espacios y abrir un sin fin de riesgos que sera necesario “negociar” con nuestras brillantes autoridaes y parlamentarios. Podriamos decir que la intencion era buena… lo triste es que viene de a quines menos puedo creerles las buenas intenciones dado su historial finciero/administrativo/técnico.

  11. Lamentablemente no he leido la ley, pero creo, que el problema de conducta con la bicicleta cae en la educacion, asi como tampoco hay una buena conducta vial por parte de los automovilistas, ya que en Santiago y Chile en general impera la ley del mas grande pasa primero, osea una ley de la selva de tomo a lomo, espero, que se logre algo decente, una ciclovia no soluciona nada, porque aun asi sigue siendo estacionamiento o para que las señoras paseen sus guaguas, la gente no cree en la bicicleta, y los niños crecen con la idea de ser profesionales para comprarse el auto mas grande y con mas luces.

    El dia que la bicicleta sea en Chile el medio de transporte que todos queremos que sea, va a ser el dia en que la gente deje de preocuparse de estupideces y se de cuanta de que es lo importante.

    Saludos a todos, el blog la lleva :D

  12. Hola, he leído la columna de opinión y aunque no he leído el texto de la ley (lo leeré en mi casa con mas tranquilidad) me parece que una “ley de la bicicleta” esta un poco demás.

    No sé, yo no necesité una ley para saber que hay que andar con casco, luces delantera y trasera, andar a cierta distancia de los autos, a respetar la señalización de tránsito como si fuera un auto más y a respetar a los peatones.

    Cuando a uno le interesa algo, investiga, se contacta con gente que tiene los mismos intereses para estar al tanto de las cosas importantes, no espera a que el gobierno le grantice el derecho de trasladarse a pie, bicicleta u otro medio.

    Es como el tema de las union civil homosexual, van a aprobar una ley quien sabe en cuantos años mas y ya hay parejas que viven como matrimonio.

    En fin, el gobierno llegando tarde, y mal, a todas. Buena onda pero no creo que sea un gran aporte.

  13. Lei hace un tiempo el anteproyecto y la verdad que me pareció interesante. Contempla temas no menores de estacionamientos de cletas, ciclovías (ufff espero que a futuro las construyan como parte de las vías y NO como veredas angostas y serpenteantes) y otras facilidades, que por lo menos creo son necesarias.

    He estado en Amsterdam y allá todo pasa por un tema cultural. Es algo que va de a poco quedando en la cultura y que con tiempo y refuerzo, va haciendo la diferencia. Creo que eso es lo que falta aquí en Chile, no una ley que ampare la cleta de modo diferente.

    Pienso que el Gobierno debería de una vez por todas hacer ciclovías hechas para transportarse (no para serpentear!) y ojalá fomentar de alguna forma el uso de la cleta con una buena campaña de marketing y excelente difusión… porque mucha gente no usa la cleta de puro prejuiciosa que es. Ojalá también se hicieran racks, o algo para dejar las cletas estacionadas cerca de metros, micros… no sé, creo que todo debe pasar por una buena educación y difusión.

    Creo que nunca he visto a Bachelet en una cleta; dudo que apruebe la ley…

  14. Ojalá que la mayoría de las exigencias planteadas en el proyecto tengan futuro y no termine siendo una “ley” que nadie entiende que es lo típico que pasa luego de las tramitaciones, arreglines y negociados entre los honorables y que más encima pueden tardar sus buenos años.

    Aunque los fondos municipales para el tema bicicleta y la rendición de cuentas anuales que exige el proyecto seguramente será lo primero en objetarse…

  15. Declaro muy interesante la discusión.
    Opino que mas que leyes específicas, necesitamos perfeccionar las que hay.

    – Mejorar la ley del tránsito en lo que toca a los no motorizados.
    – Mejorar los instrumentos de planificación urbana (REDEVU, etc)
    – Terminar con la impunidad de ladrones y reducidores de bicicletas: El robo o daño de un bien que puede ser vital para el sustento de una persona y su familia debiera estar penado mas allá del valor de la especie que, como es difícil de acreditar, hace que el delito no se persiga.
    – Reinstalar la educación vial que existió en los colegios hasta los años 80.
    – Fomentar el ciclismo como una actividad que incide positivamente en la salud de la población
    – Definir normas técnicas para los rodados que aseguren su calidad e idoneidad, protegiendo de paso nuestra propia industria de importaciones de mala calidad e inseguras.

    Eso seria,

    saludos.

    K1ltro

  16. Claro està que Chile no necesita una “ley de Bicicletas”, la cual nace solo por el hecho de figurar de los politicos, creyendo que estan haciendo las cosas bien, ya que ni si quiera se ha hecho una politica participativa en donde los ciclistas, es decir los supuestos benefactores den opiniones acerca del transporte del pedal, si no mas bien estos procesos de conformacion de leyes son hechos por trabajadores publicos que quiza solo ven a la bicicleta como un instrumento de paseo y no como medio de transporte.
    A mi juicio lo que realmente hace falta en nuestro paìs es la cultura de la bicicleta en donde cada ciclista aporte con el mejor comportamiento dentro de la ciudad respetando para ser respetado, cosa que no se da muy a menudo, ya que los automivilistas ni siquiera se dan el tiempo de vernos, otro punto importante, es que para las autoridades publicas el hecho de legislar para las bicicletas es crear ciclovias, en las cuales da verguenza rodar ya que estan totalmente segregadas del transito, cosa que no es comun es paises donde existe cultura y los bicicletas tienen su propio espacio en las calles.

  17. Tan importante como lo ya expuesto, los ciclistas urbanos necesitamos que la sociedad (o el gobierno) nos garantice que no solo podamos transitar en este bello vehículo de 2 ruedas sino además permitirnos dejarlo en cualquier parte de la ciudad sin que nos la roben. Actualmente el robo de bicicletas es pan de cada día y con esa permanente preocupación cada día menos gente está pensando en la posibilidad de usarla a diario. (Tampoco se trata de andar con super cadenas u bloqueos. Simplemente eliminar a los delincuentes -digo eliminar en sentido figurativo-)….mejor castigarlos duramente de tal forma que no repitan sus “gracias”.

  18. bueno eso de ley me suena medio brechero ha…. creo que existe ya algo de ley de transporte e indica algo de respeto y reglamento a los ciclistas; peatones,entonces ley para que si en este país a quienes se las aplican haaaaaa y deberían fiscalizar el medio ambiente priviligiando lo natural y no lo monetario como esta en estos momentos

    presidenta ojala que seamos beneficiados los que estamos y somos naturales y no contaminamos ni andamos estresados por favor ojo con lo que aprobara de nos unos buenos puntos para ver que hay de democracia e inteligencia pal vicentenario

    leoc.n.

  19. Estoy de acuerdo con que no es necesaria una ley para potenciar el uso de la bicicleta, las leyes tienen que ser justas para todo y la situación actual ya lo es, los ciclistas tienen derecho a la utilización de la vía pública, el problema es que la mayoría de los automovilistas ignoran o desconocen ese hecho, lo que genera el riesgo.

    Creo que bastaria con una campaña de televisión que promoviera el uso de la bicicleta y educara a los automovilistas y a los ciclistas de la utilización de las pistas, las maniobras de adelantamiento, la forma de señalizar y cambiar de pista, etc.

    Creo que la educación al respecto sería la mejor medida, en vez de la segregación.

  20. Creo que hay ver bien que dice la ley de la bicicleta, antes de negarse a ella. Concuerdo con que no deberiamos necesitar una, si la ley de transportes dice que un auto tiene los mismos derechos que una bicicleta. El problema es que nadie sabe.
    Creo que una ley de la bicicleta en “papel” podria servir para que la gente q no se ha subido a una bicicleta se sienta más segura. Si hay más gente andando en cleta, entonces los conductores se acostumbraran a mirar si viene una bicicleta antes de cruzar. Y las empresas que hacen cursos de manejar tambien se lo enseñaran a sus alumnos.
    En fin, creo que si la ley de la bicicleta sirve para destinar más recursos para educación o infraestructura, sería provechosa.
    Y con infraestructura no me refiero a ciclovias de mentira, me refiero a estacionamientos seguros en recintos publicos.

  21. Por qué un NO tan tajante? En mi corto acercamiento al mundo de la bicicleta y sus dirigentes, activistas o como quieran llamarlos, me di cuenta de que hay un ambiente de pugna entre las distintas organizaciones pro ciclistas con puntos de vista muy distintos y encontrados. No creo que todos los aspectos de la ley de la bicicleta sean tan malos. Tal vez esta ley no vaya a mejorar el “aparato legal existente en el país, que incluye leyes de Tránsito, Urbanismo, Vialidad, Obras Públicas, entre muchas otras…” pero en muchas áreas podría ser un aporte.
    Son muchos los temas que podríamos conversar y debatir al respecto y no es mi intención entrar en detalles, simplemente quiero transmitir la sensación que tuve al leer “No a la ley de la bicicleta” Me gustarìa saber en concreto a cuáles aspectos le dicen que no y en base a esto seguir conversando. En todo caso la actitud de las organizaciones pro bicicleta me recuerda a la política chilena en términos de que desacreditan todo lo que dicen los que están en el bando contrario sin tomar en cuenta las ideas y sus contenidos. Eso.

  22. En todo caso comparto la idea de muchos de que es la educación el punto de partida para fomentar una cultura de la bicicleta, y eso no tiene nada que ver con una ley.

  23. Tu lo has dicho Roberto, “es la educación el punto de partida para fomentar una cultura de la bicicleta”, es por eso que consideramos y con seguridad decimos No a la ley de la bicicleta. El aparato legal ya existe, pero debe ser mejorado, para que ¿tratar a la bici como excepción?

  24. Sigo sin entender por qué esta distinción o excepción a la que se refieren necesariamente significa que sea una diferenciación negativa de la bicicleta respecto de las otras formas de movilización. ¿A caso esto no representa que se busca entregar un sitial importante a la bicicleta, junto a otras formas de movilidad a tracción humana?

    De verdad leí los anteproyectos que se han presentado al respecto y creo que aportan varias iniciativas buenas, aunque concuerdo en que se nos expone como ciclistas a negociaciones innecesarias. En el fondo, me parece que esta ley busca reactivar el fomento que desde un principio se le debió haber dado a la bicicleta, pero que por un tema de innoperancia no se ha realizado. Esta iniciativa busca volver a poner en marcha el establecimiento de políticas pro bicicleta trabajando en la misma esfera en la que se mueve el Estado: la de las leyes. Nada más ni nada menos. Creo que la otra vía propuesta por algunos de ustedes, en el sentido de modificar o mejorar la actual Ley de Tránsito, de todas formas hubiera implicado haberse “manchado las manos” con los políticos. ¿O me van a decir que con el reglamento vigente basta y sobra?. Incluso propuestas tan simples como crear una campaña publicitaria pro bicicleta implica negociar con la autoridad. Asi que esto de “criminalizar” a los impulsores de esta campaña sólo porque se sentaron a conversar con el Gobierno me parece poco menos que cuestionable.

    ¿Y si le cambiamos el nombre de Ley de la Bicicleta por el de Ley de Fomento de la Bicicleta, cambiaría algo la cosa??

    Una última cosa: les recuerdo que a veces las leyes necesariamente sí moldean la cultura (aunque a muchos de nosotros no nos pueda gustar esto), como pasa con todo el sistema educativo en el que se nos inserta desde pequeños. Incluso proponer una vuelta a la enseñanza vial de los años ’80 implica comenzar a moldear a los futuros conductores. Ahora, si quieremos tomar el camino de nuevas formas de autogestión o proyectos de educación popular, les pido por favor explicitar posiciones.

    Saludos

  25. Migue, la bicicleta tien hoy un espacio definido y legislado en las calles. La ley de tránsito y muchas otras leyes deben ser mejoradas, pero hay terreno fértil para ello.

    Respecto al título del proyecto, creo que este tiene que ir acorde con lo que expresa y en ese caso, me hubiese gustado más un proyecto que fuera en pro de la Mobilidad humana, no especificamente de la bicicleta.

    por otra parte, desde las esferas políticas se busca legislar y regular a la bicicleta, pero que hay del complejo, incómodo y peligroso ambiente urbano que tenemos gracias a la supremacía del automóvil? Por que no Incentivar la Mobilidad Humana regulando precisamente al grupo que más vulnera los derechos de las personas?

    Finalmente, aquí nadie ha criminalizado a ninguna organización. O acaso crees que expresar la opinión y nuestra visión no debería haber sido?

  26. Migue la “Ley de la Bicicleta” que firmo la Presidenta Bachelet no la conocemos por eso no podemos refirirnos a ella por los borradores anteriores, los textos definitivos se los pedimos al gobierno y también a las organizaciones que participaron en este proyectos y tampoco lo conocen, cosa que nos extraña mucho. Si bien conversar con el gobierno siempre es bueno, eso se viene haciendo desde el año 1998 donde los Furiosos Ciclistas tuvieron las primeras reuniones donde salio el “Plan Maestro de Ciclovias” para Santiago en las cuales se iban a construir 1.200km para el Bicentenario y a la fecha lo han recortado en 600km, cosa que dudo que este para el proximo año listo y en las condiciones que se hacen las ciclovías da pena.
    También nos hemos sentado en mesas de trabajo con la CONASET, en las cuales por la rotatoria del Director General de dicha entidad, siempre hemos estado empezando de cero. También participamos en las modificaciones a la Ley de Transito donde nuestra posición de “No al casco obligatorio” se la hicimos saber incluso con el apoyo de entidades internacionales y tampoco nos escucharon. Eso de la Ley del casco obligatorio se lo dijimos siempre iba a ser una “Ley Muerta” osea son leyes que nacen y nunca se cumplen. Siempre vamos a creer que una “Buena educación Vial” que contemple a todos los actores del transito y que empiece en el colegio es lo mejor para la “Cultura de la Bicicleta” y eso de “Educar en Colegios” ya esta contemplado en la actual Ley de Transito sólo tenemos que exijarla al Ministerio de Educación, no necesitamos nuevas leyes en que además se aprovechen para dejar a la bicicleta en un segundo o tercer lugar respecto a otros vehículos.

    Saludos

  27. Otra más de este Gobierno,no encuentro la hora que se termine y se vayan estos de la Concertación.

  28. Amigos, de verdad me parece un aporte para el debate la entrada publicada; por favor que no se mal entienda mi comentario, pues no es mi idea venir a decirles qué pueden o no opinar.

    Ahora, es claro que el proyecto en concreto no lo conocemos; por lo mismo no me caso totalmente con la idea de que la iniciativa vaya a ser la real solución, pero los pocos puntos principales que se conocen me parecen de un avance significativo en cuanto a la promoción y garantías para los ciclistas. Sobre esto prefiero seguir opinando en detalle cuando tenga en mis manos el borrador concreto, pero en todo caso me aventuro a pensar que la mano sobre los ciclistas vendrá por un intento de regular el flujo de éstos en la ciudad (como decía alguien más arriba, en volá nos comiencen a exigir permiso y pago de patente, además de crear más burocracia para administrar dicho control).

    Cuando hablo de “criminalización” apunto directamente a la crítica realizada a la negociación con las autoridades, en la que dan por sentado que se cederán derechos ganados por los ciclistas. Claramente dicha negociación (y por ende, el riesgo de que salgamos perdiendo) se dará tanto en la propuesta de Ley de la Bicicleta como en cualquier intento de mejorar en conjunto la actual normativa vigente (así como también en la propuesta de fomento de Mobilidad Humana mencionada antes). Por lo mismo, no me parece un punto que pueda discutírsele a esta iniciativa, pues dicho riesgo existe per sé.

    Finalmente, entiendo que su rechazo parte por lo innecesario que sería la propuesta, al existir un marco normativo suficiente para el impulso y garantías hacia los ciclistas (posición que me parece totalmente defendible). A mi parecer, este proyecto busca romper el equilibrio que hasta ahora tienen autos, bicicletas y otros medios de transporte, estableciendo una diferenciación positiva para bicicletas y otros medios de movilidad humana. Esto implica que es posible distinguir una preferencia hacia nuevas formas de transporte que tendrían mayores garantías frente a medios de transporte como el auto. Creo que intentar hacer valer una normativa en que los medios de transporte se equilibran al mismo nivel (como en la actual Ley de Tránsito), evitando un sesgo o discriminación de cualquier tipo, no merece la pena (entendiendo la urgencia de encontrar medios amigables con el ambiente.

    Saludos

  29. Gracias Migue por participar y por expresarte de tan buena forma, tienes puntos interesantes y bien fundamentados y eso aporta notablemente a esta discusión.

  30. hola,
    creo que no es que sea malo que se genere una ley respecto al la bicicleta, de hecho es un gran paso para poder respaldarse y exigir el derecho como ciudadano ciclista. EN mi opinion no creo que debamos desperecer lo que se intenta hacer… algo es algo…
    queda mucho por recorrer, pero creo que llegaremos a crear una sociedad y una cultura mas civilizada en relacion al uso y los beneficios de la bicicleta…
    esa es mi opinion..
    saludos a todos!!!
    sigamos mejorando esta ciudad! hay que tirar para adelante no mas!
    bye!!!

  31. No me preocuparía mayormente por la ley. Probablemente va a dormir unos cuatro o cinco años en el congreso. Eso en caso de que algún día llegue a ver la luz pública en el Diario Oficial.

    En verdad, el problema de organizar la infraestructura para la movilziación a la bicicleta es menos jurídico que económico o político. El diseño urbano y vial en Chile está pensado, como bien dice el post, para el automovil. Ni esta ley ni ninguna otra va a modificar el autocentrismo de las políticas chilenas de transporte e infraestructura. La única forma de incorporar el concepto “bicicleta” en el diseño urbano y vial chileno es que los ciclistas tengamos algún grado de participación (consultiva o decisoria) en el diseño de los proyectos respectivos. De lo contrario, la infraestructura vial chilena se va a seguir diseñando obviando la posibilidad de la bicicleta. Y eso pasa porque los ciclistas, por falta de capacidad de presión y otros motivos, no constituimos un actor para los responsables del diseño vial y urbano nacional.

    En fin…

  32. Con mucho interés he leido tanto la columna y el posterior debate generado a partir de la misma. Veo muchas fundamentaciones, con claro asididero y convicción, como otras nacidas a partir de la pasión. Y por lo mismo he esperado un tiempo,para poder digerir mi opinión y aportar humildemente en algo a la discusión.
    Y tomo una fuente biblográfica como punto de partida:
    La RAE define la palabra LEY como:

    ley.

    (Del lat. lex, legis).

    1. f. Regla y norma constante e invariable de las cosas, nacida de la causa primera o de las cualidades y condiciones de las mismas.

    2. f. Cada una de las relaciones existentes entre los diversos elementos que intervienen en un fenómeno.

    3. f. Precepto dictado por la autoridad competente, en que se manda o prohíbe algo en consonancia con la justicia y para el bien de los gobernados.

    4. f. En el régimen constitucional, disposición votada por las Cortes y sancionada por el jefe del Estado.

    Según lo anterior, puedo deducir que proponer una ley, del orden o ámbito que sea y que corresponda, implica estudio, análisis, evaluación y por cierto un arduo trabajo y algo no menor, es tener una buena intención por parte de quienes la proponen.

    Las organizaciones y/o personas que proponen una ley, están atentas y pendientes a los fenómenos de las cuales son partícipes como integrantes de una sociedad.

    Tomando como centro el tema que nos une, las bicicletas, creo que es muy positivo una propuesta de estás características.

    El fenómeno que nos convoca en pleno siglo XXI, es la proliferación de un medio de transporte, por muchos años relegado un segundo o tercer plano, considerado más como una disciplina deportiva y recreativa,que como un elemento escencial e inherente a nuestra calidad de individuos.Es el medio en el cual nos movemos y construimos nuestro entorno.

    Claro que la bicicleta está considerada en la ley del tránsito, pero yo me pregunto: ¿qué tanto se respeta la ley de tránsito?. En mi experiencia urbana, puedo dar fe, que en forma muy somera se la considera y siempre he tenido que recurrir a mi dósis extra de paciencia, para que la ira, no me la gane, cada vez que he podido ser parte de la estadística de accidentes de tránsito, por culpa de muchos individuos, que con suerte aprendieron la función de un semáforo.

    Por lo mismo, es que creo que proponer una Ley de la Bicicleta, es un forma de refrescar la conciencia de nuestra sociedad.

    Una negación tajante a una propuesta, no es el camino. Es cierto, muchas leyes e iniciativas, duermen el sueño de los justos, en los escritorios de las personas que rigen los destinos de los chilenos. De todos nosotros depende de que esté no sea el caso.

    Nuestra misión como parte de la sociedad, es hacernos notar, unificarnos y dialogar. No es acaso mejor cruzar la vereda donde está nuestro vecino y hacerle ver, que quizás está incurriendo en errores, en vez de criticarlo sin proponer una solución concreta, o mejorar su actuar con nuestro ejemplo.

    ¿Por qué esperar que la iniciativa se hiciera una realidad, para rebatirla?. No hubiese sido mejor, presentar una contra propuesta, en la mesa de trabajo, afinando aquellas cosas con las cuales no se concordaba y lograr consenso. Y si esto no resultó, ¿Por qué en forma paralela no se diseño una alternativa concreta y se la hizo llegar a la autoridad respectiva?, para que está pudiera tener sobre la mesa, más fundamentos que dieran la señal de que un sector de la sociedad, necesitaba, ser atendido en sus demandas.

    Personalmente, puedo tomar o dejar aquellos elementos que me afectan, importantan e interesan directamente y que están contemplados en la propuesta de la llamada Ley de la Bicicleta. Libre albedrío. Pero no voy a desconocer que la columna vertebral de la iniciativa es la que me convence. Una mejor calidad de vida, para una ciclista urbana.

    Sin que exista una ley de por medio y por mero sentido común, hace rato que práctico muchas de las cosas propuestas y trato de predicar con mi propio ejemplo e incentivar a mi entorno a que se contagie con mi forma de vida ciclista. Por que cumplo,es que exijo que mis pares en la urbe, respeten mis derechos y mi seguridad. Y siempre voy a estar llana a apoyar todas las propuestas, que mejoren la calidad de nuestras vidas ciclistas.

    El valor escencial de la iniciativa que hoy nos llama al debate, es que alguién dio el primer paso. Y como todo en la vida, tendrá sus partidarios y sus detractores. La madurez y resultado final solo la dará el tiempo. Es aquí donde donde todos los actores debemos participar con hechos concretos.

    Es por eso que me quedo con el párrafo final del artículo de Claudio:

    “A todas las organizaciones de ciclistas de Chile. Deberemos estar atentos a la tramitación de este proyecto, seguir sus pasos en detalle y participar de su tramitación con propuestas”.

    Esta atención, es la que validará o en el peor caso condenará, en el futuro el valor de la propuesta. Porque implica que todos finalmente estaremos involucrados. Esto es madurez y altura de miras.

    Diferenciemonos de los automovilistas, por la unidad,no por nada, pedaleamos al aire libre.

  33. Estimada Gemmy, en el mismo artículo dejamos claro por que no participamos de la discusión previa:

    “No nos vinculamos ni participamos en la gestión de esta Ley de la Bicicleta porque sencillamente no estamos de acuerdo con que deba existir. Participar hubiese significado validar su existencia.”

    Ahora bien, el proyecto de ley (conocido o no) ahora es algo concreto y es un hecho que se mandó al congreso, ergo, no nos queda más alternativa que estar atentos a que es lo que pasa con él y a aportar con nuestro, y desde, nuestro punto de vista.

  34. Gemmy, estoy de acuerdo con gran parte de las cosas que planteas, pero tu misma lo has dicho. No podemos estar mandando leyes al congreso que su utilidad esté vinculada con refrescar la memoria de otras leyes.

  35. la verdad es que no me he informado mucho acerca de esta famosa ley…. sólo me quedo dando vueltas lo de la “presuncion de inocencia”… que me parece ridicula, porque pa’ que andamos con cosas…. no toda la culpa la tienen los conductores…

    (es como decir que un menor de edad que roba y mata es inocente porque es menor y “no sabe lo que hace” —> “ja-ja-ja….plop!”)

    por otra parte… tengo la sensacion que es una ley ideada por “no-cleteros” para “cleteros metropolitanos” la cual será aplicada en todo el territorio… entonces…. no le tengo muchas esperanzas.

  36. He revisado el proyecto de ley y la verdad lo encuentro un tanto limitado, en el sentido que contiene varias declaraciones de intención pero no es concreto en las acciones de fomento al uso de la bicicleta.

    Asimismo, propone una serie de normativas dirigidas a los usuarios de las bicis pero nada dice respecto de los conductores de otros medios de transporte. Por ejemplo, no se menciona la distancia de seguridad que deben mantener los vehículos motorizados respecto de los ciclistas, tanto cuando comparten una vía como cuando son adelantados.

    En cuanto a medidas generales tampoco hay referencias a esfuerzos concretos para equilibrar, en algunas zonas, las velocidades entre vehículos motorizados y de tracción humana. Por ejemplo, en Barcelona hay muchas calles con velocidad máxima de 30 Km/hora, también en los barrios hay calles de prioridad invertida, esto significa que sólo hay calzada (sin aceras) y es compartida por autos, bicicletas y peatones, pero la prioridad la tienen estos últimos (una especie de peatonal donde pueden pasar vehículos a muy baja velocidad). En fin, hay muchas iniciativas que van más allá de las vías segregadas.

    Asimismo, pienso que el proyecto de ley ya está en curso y que tarde o temprano se aprobará, con o sin participación de los usuarios de bicicletas. Por ello, me hace más sentido sumarse a este debate, creo que aún es tiempo, haciendo llegar visiones alternativas y propuestas a los parlamentarios que estudiarán el proyecto. Si estas opiniones son canalizadas por organizaciones de ciclistas tendrán más fuerza aún.

    Saludos

    Ariel

    pd. Una de las cosas que me gustó del proyecto es la definición de bicicleta: es un vehículo impulsado exclusivamente por la fuerza humana de una o más personas, que consta de dos o más ruedas. De este modo queda claro que una “moskito” no es una bicicleta.

  37. Ariel, en ese mismo punto de la definicion de Bicicleta la encuentro algo extraña, porque ahora los triciclos seran bicicletas, asi que podran utilizar las ciclovias.
    Te imaginas en una ciclovia bidireccional con triciclos ahi??
    Igual este proyecto de Ley lo encuentro Amateur, realizado no por ususarios de la cleta.

  38. ja j ja.. debemos comunicarselo a la RAE (Real Academia Española) y decirles que posiblemente por ley la palabra “TRICICLO”, “COCHE DE GUAGUA”, “CARRO PARA COMPRAS”, “SKATE”, “PATINES”, “CARRETONES” y un sin fin de transportes a tracción humana cambiaron de nombre en Chile, pues si la Ley de la Bicicleta se aprueba serán todos llamados “BICICLETA”…

    Jaja aja Novatos!!!

    Saludos

    PD: Definición de “Bicicleta” según la nueva ley:
    – Bicicleta: es un vehículo impulsado exclusivamente por la fuerza humana de una o más personas, que consta de dos o más ruedas.

  39. uds. hablan de la ley de la bicicleta y discuten pero habemos muchos ciclistas que no sabemos nada de la famosa ley uds. pueden dar los detalkles den esta ley lomas claro posible ? para entenderla y asi saber de que hablan sabemos que con ley o sin ley de la bicicletas siempre habran ciclistas atropellados y nunca van haber responsable que no sean los ciclistas eso es lo mas seguro. espero su respuesta saludos

    cicletero de corazon

  40. ¡No necesitamos una LEY para nosotros los ciclistas urbanos!
    1- La gracias de usar la bicicleta es que no contamina, es más flexible en la circulación, no mete ruido y en caso de accidentes entre ciclistas, no generan grandes heridas ni contusiones.

    2- Cualquier LEY que se haya armado a nivel de gobierno, lo hicieron personas que no son ciclistas. No han vivido el diario vivir arriba de una bicicleta. Por lo tanto, diseñarán un nuevo “transantiago”, algo que no será práctico.

    3- Otro interés del gobierno es controlar cada ciclista con el fin de cobrarnos impuestos para recaudar plata…igual que para el caso de autos y motos.

    El ciclismo debe mantenerse naturalmente, sin cobros ni reglamentos igual que internet.

  41. No logro entender por qué se niegan a la modificación de la ley de tránsito. No se trata, en rigor de una ley de bicicletas, sino de una modificación de un instrumento ya existente. ¿Por qué tanta algarabía por eso?

    Saludos.

  42. Alvaro, sucede que las “modificaciones” a la ley de transito que se plantean en este proyecto, ya existen.
    Es decir, el casco es obligatorio hace mas de dos años, el uso de luces, bicinas, reflectantes, chalecos etc. esta incorporado desde hace mas de 10 años en nuestra ley de transito.
    La modificacion que hoy plantean es poner espejo en la bicicleta, solo eso!!!
    Porque digamoslo, eso de que si uno tiene un accidente con un motorizado en una ciclovia siempre la culpa es del motorizado, ya que las ciclovias, segun lo que dice la ley de transito es de uso exclusivo de la bicicleta.
    A olvidaba la otra incorporacion en este nuevo proyecto de ley es que los ciclistas no podran usar las carreteras, eso es lamantable para los ciclistas deportivos y para el cicloturismo.

    Saludos

  43. ke onda? y la gente que trabaja cartoneando con triciclos??? y la gente que vive hacendo fletes en triciclos ….uqe pasa locos? lo unico ke logro sacar de estos comwentarios es que desean elitizar la bicicleta, algo cool y a la moda, con casquitos, lucecitas y todo lo que puedan vender…
    la ley de la bici tiene que ser para todos y con que se haya aprobado el proyecto de ley es un gran paso…espero que se tome en cuenta todas las aristas y no solo a aquellos que quieren lucrar

  44. Estimado Ni-san, realmente al leer algunos comentarios en este y otro post me parece increible que los ciclistas no sepan lo que la Ley ya dice que tenemos que usar en forma obligatoria.
    Desde que conozco la ley de transito en ella se dice que el ciclista tiene que usar ciertos accesorios en forma obligatoria.
    Osea las luces blancas para la parte delantera y roja para la parte trasera de la bicicleta estan incluidas hace mas de 10 años en la ley de transito !!!
    El casco fue incluido como obligatorio en el tiempo que estaba Guillermo Diaz en el ministerio de transporte, osea hace mas de dos años.
    Ahora leiste el proyecto de ley que se mando al congreso??
    porque el gran paso aun no lo puedo encontrar en dicho documento, quizas tu me puedas ayudar a verlo.

    Nos vemos

  45. De todos los comentarios “técnicos”, nadie repara en el concepto de bici “urbana” que exige la ley de tránsito vigente (asi mismo la indumentaria), casi nadie la respeta. Una bici “Mountainbike” no está diseñada para ciclismo urbano, sino para montaña; una bici “pistera” está diseñada para velocidad en pista, no para ciclismo urbano.

    No podemos pensar que quienes usan alforjas, parrillas, canastos o bebés en sus cletas, ternos o abrigos son un obstáculo para quienes “competimos” por cubrir 20kms en 15 minutos.

    Una cosa es ciclismo urbano y otra cosa es ciclismo competitivo (aunque sea a nivel amateur).

    Por ende, si los ciclistas de canastillo, parrilla y abrigos se adelantaron a los competitivos en cuanto a legislación sobre ciclismo urbano… ¿¿¿habrá que buscar el amparo del vacío legal para sentirnos felices???

  46. “Cristiancito”, no entiendo para nada tu punto. Primero la ley de tránsito no exige una “bicicleta urbana”, en el sentido que asumes que la bicicleta urbana es la de canastito y alforjas, muy tradicional en Europa.

    La ley exige que la bicicleta cuente con luces y reflectantes, el resto, modelo, componentes y diseño, no son de incumbencia de una ley.

    Aquí en ningún caso se han planteado cosas meramente técnicas.

    Te invito mejor a que leas nuestro blog http://ciclismourbano.info y te interiorices un poco mas de nuestra labor. Y tambien para recrear y educar los ojos quedan todos invitados a ver y participar con sus fotografías al grupo Ciclismo Urbano en Flickr. La variedad de personas que vivimos en el mundo es amplia, por lo tanto encontrarás tambien una amplia variedad de estilos para pedalear en la ciudad.

  47. xuata, sorry, salió la mitad de los que escribí…

    a lo que quería llegar es que aunque hoy, supuestamente, la bici (sea cual sea) esté considerada como un vehículo al igual que un auto o micro y que tiene los mismos derechos y deberes, no lo son para quienes no se atreven a pedalear y/o pelear <> y que prefieren usar el espacio peatonal… son ellos quienes más exigen ciclovías o lo que sea que los haga sentirse “seguros”, por ende, mi pregunta va en relación a quiénes son los beneficiarios (socialmente hablando) de esta “ley de la bicicleta”????

  48. Estimados chanchos…no con el fin de ningunearlos sino con el de lo sorprendido que estoy les escribo, ya que me parece por lo menos terrible el que no se este de acuerdo con algo que no se conoce.
    Les voy a dar algunas luces, aunque creo deben ya suponer otras generales, como que todas las vias nuevas deberan contar, desde su promulgación, con una ciclovía al lado y cosas de ese estilo. Habla de las luces, cosa ya sabida y obligatoria, así como del uso del casco. Ya más avanzado empieza a perfilarse realmente su fin y es que el caracter que toma para incluir ciertas estructuras para la ejecución de proyectos de difusión, promoción, ejecución y resolución en cuanto a inversiones a realizar esta relacionada con crear un nuevo estamento gubernamental, a nivel de subsecretaría, órgano de tamaño suficiente para albergar a cuanto “nuevo funcionario” halla trabajado en la redacción de esta gloriosa ley!.
    Tuve la oportunidad de ser corrido de una de las primeras reuniones en la oficina de la Carola T. por presentar algunos reparos, sobre todo considerando que no se puede obligar, cosa que busca repetidas veces, a que los usuarios de bicicletas “gocen del privilegio que les otorga la ley para usar unas vías segregadas que le otorgarán toda la comodidad, rapidez y seguridad”, casi por arte de magia ya que da por descontado el que estos mismos usuarios conocen la ley y que sus “compañeros en el espacio público” respetan de manera cabal.
    Yo no tengo idea como se redacta una ley, no se si lo importante es su espíritu o su fin, o si esta debe contener una aproximación a la realidad. No se si debe contar con la posibilidad de ser letra muerta en el peor de los casos, pero estoy seguro que ha nadie podríamos convencer legalmente de la existencia del viejito pascuero (en realidad es lo que espero).
    Al fin si me queda que una ley para hacer aumentar la grasa fiscal de un estado, cuyo gobierno no tiene una continuidad asegurada, solo para que sus fieles lacayos puedan seguir chupando una de sus tetas….. refugiándose en la convicción de los que creemos que la bicicleta es la solución a nuestros males me parece, por lo menos sucio. Lo que no puedo desconocer es que si vieron una oportunidad no podrían dejar de hacer un buen negocio.
    Ahora me pregunto….como podemos hacer para tocar un poquito!!….jajajaja
    saludox
    Viela (no viola….por lo general pregunto primero)

  49. A pesar de que hay varias opiniones a favor del trato “excepcional” que se quiere dar a la bicicleta, me parece que esa misma excpecionalidad fomenta la irresponsabilidad que se critica tanto en los ciclistas.

    Muchas personas que utilizan la bicicleta no saben conducir un automóvil, y por ello no han tenido “la oportunidad” de conocer (por obligación) la ley de tránsito. Cuando salen a la calle se mueven igual que el resto de los peatones, sin respetar los aspectos más básicos del comportamiento vial. ¿Y por qué? precisamente porque ellos ven a la bicicleta como una “excepción” dentro de los vehículos, no se sienten con la misma responsabilidad que los automovilistas, se ven a si mismos como “peatones rápidos”, por lo tanto no creen necesario informarse sobre la mencionada ley.

    Además, la falta de “roce” con los otros actores del tránsito (dada principalmente por el uso de las veredas y cicloveredas) les quita la oportunidad de sentir lo necesario que son ciertas conductas y artículos de seguridad. Por ejemplo, yo aprendí que tenía que usar espejos al darme cuenta que perdía mucho tiempo mirando para atrás al adelantar otros vehículos, y así tantas precauciones que tomo las he ido adquieriendo principalmente por necesidad (a pesar de tener licencia de conducir antes de andar en bicicleta).

    Finalmente quiero decir algo sobre los posts de Cristinacito. Creo entender el punto, yo circulo a una velocidad promedio de 30 kms/hr aprox, más rápido que la mayoría de los “ciclistas urbanos” (yo igual soy urbano), y por lo tanto me siento más seguro en una calle que una ciclovía (incluso de las buenas) porque tengo más espacio para maniobrar y hay menos obstáculos. Cuando veo en la prensa gente opinando sobre lo necesario de la ley de la bicicleta y las ciclovías en particular, me siento bastante excluido del asunto porque veo que se busca “proteger” al ciclista restrigiendo su libertad de acción.
    Me parece que ésa es la crítica que arriba e la chancha hace al proyecto de ley, abogando por la integración de los distintos medios de transporte más que por el trato excepcional a la bicicleta.

  50. Cristiancito personalemnte creo que los grandes beneficiados con una ley de la bicicleta son los automovilistas.
    Basicamente porque al momento de realizar infraestructura el espacio utilizado sera el que utilizan los peatones, es muy dificil ver que quitan un pedazo de calle para darselo a los cilistas, asi los cilistas salen de las calles que son de los “motorizados” y quedamos en pistas especiales segregadas.

    Por otra parte para hacer una convivencia mas pacifica entre los diferentes actores de las vias (peatones, ciclistas, automovilistas)lo mejor es regular al actor que seria el mas complejo y mas agresivo de todos, es decir el motorizado, de esta forma crear zonas 30 por ejemplo seria super bueno ya que la agresividad del entorno donde todos nos movemos se calma.

  51. Viela, Cuando escribimos elarticulo de NO a la Le de la cleta, nos basamos en lo que estaba publicado en el sitio del congreso.
    Al preguntar a autoridades del MTT,(los cuales nos invitaron a la ceremonia de la moneda) sobre el Proyecto de promocion de la ley de la cleta, nos constetaron que “ellos no lo tenian ” Cuak!.

    Pero bueno, nuestros comentarios fueron en base al documento que esta en la biblioteca del congreso.

    A los pocos dias despues se encontraba en este mismo sitio el documento enviado por la presidenta d ela republica, el cual es, a mi modo de ver super Amateur.

    Ahora, sobre las ciclovias que tu señalas no veo en este ultimo documento y por lo que se, es el que vale, donde dice algo que en las nuevas vias se debe incorporar ciclovias.
    Si puedes enviar ese parrafo seria cool!!.

Comments are closed.