La ciudad de las bicicletas

San Vicente de Tagua Tagua esta ubicada a 142km al sur de Santiago, han pasado 3 años desde la última vez que la visite, compre un marco de bicicleta marca Automoto el cual no lo pude traer esa vez. Pensé que ya lo habían vendido, pero no me importaba ya que también por mi parte había sido irresponsable a no ir a buscarlo, pero la mayoría de la gente allá se moviliza en bicicleta eso hace que sean especiales. Llegue a las 11:45hrs del día sábado me baje del bus con la cámara lista para disparar, mi primera cuadra de caminar para llegar al taller de don Juan Vargas por mi marco demoró 20 minutos ya que no dejaba de sacar fotografías a las bicicletas, así que al momento de disparar mi cámara me preguntaba ¿tendrán todavía guardado el marco? bueno al llegar al taller me di cuenta que el terremoto lo había derrumbado y ya no existía, así que pregunte a dónde se había cambiado, mientras averiguaba donde estaba la nueva dirección del taller seguía sacando fotografías a los habitantes del pueblo con sus bicicletas y también a su infraestructura para las facilidades del ciclista, me encontré con unos estacionamientos techados para bicicletas que no estaban la última vez que anduve por ahí, lo cual me dejo muy impresionado ver como la ciudad crecía en torno a la bicicleta. Frente a la “Casa García” una de las tiendas históricas de San Vicente estaba toda la cuadra estacionada de bicicletas mientras la gente compraba, realmente fué muy grato ver eso, a todas partes dónde miraba se encontraban bicicletas estacionadas unas con candados y otras que sólo las dejaban ahí sabiendo su dueño que a la vuelta estaría esperando.

Al final después de preguntar en varias partes a las 13:30 hrs. dí con el taller de bicicletas, pero estaba cerrado pregunte al lado y me dieron la dirección del dueño el cual vivía a una cuadra, así que me encamine hacia su casa, me recibió con mucho agrado y me dijo que mi marco lo tenía guardado, así que partimos a su negocio a buscarlo, llegamos allá y aproveche de sacar fotografías del taller. A parte de las bicicletas de San Vicente de Tagua Tagua lo que más me gusta es su gente, ya que perfectamente como me dijo él lo podía haber vendido a varias personas que estaban interesadas, gracias a don Juan quién guardo el marco por 3 años, quien en sus años mozos fue un corredor profesional y toda su actividad deportiva la hizo en la ciudad de Cúrico, dedicándose ahora a reparar bicicletas clásicas dándole un toque especial a los marcos pintándolos a la antigua con sus colores y filetes que el mismo los hace, gracias por ofrecerme un “asoleado” un licor clásico de uva con azúcar el cual se fue consumiendo en la tarde con una entretenida conversación sobre bicicletas. Me espedí de él llevando el marco sobre mi hombro prometiendo que otro día volvere.

San Vicente de Tagua Tagua un lugar perfecto para vivir, dónde se funden las cuatro ruedas de los automotores con las dos ruedas de la bicicleta en las calles con respeto, dónde se ve perfectamente que cualquier ley de la bicicleta queda obsoleta porqué con la ya existente es suficiente. Una ciudad dormida en el tiempo, una ciudad que crece en torno a la bicicleta. ¡Si! realmente como el comentario de Seba que escribió en una de las fotografías “Es el lugar”.

Ver las fotografías del taller de don Juan y la gente de San Vicente de Tagua Tagua con sus bicicletas

Fotografía del post ppvaz

11 thoughts on “La ciudad de las bicicletas

  1. Que gran reportaje. No nos podemos quejar, tenemos nuestro pequeño Amsterdam y no nos habíamos dado cuenta. Un verdadero aporte. Hay que puro ir a darse una vuelta por ahí. La galería fotográfica está muy interesante. Rescataste todos los aspectos, lo que ilustra muy bien la nota. ¡¡FELICITACIONES!!

  2. Gracias por el artículo… muy bueno… hay que volver Amsterdams a nuestras ciudades, es difícil PERO NO IMPOSIBLE. ;)

    Saludos a todos los amantes de la bici.
    GM Santa Cruz Bolivia

  3. Buen registro y preocupación por rescatar a la noble bicicleta, hace pocos años realizamos un trabajo por esos sectores, cabe destacar que la mayor parte de los pueblos de la Provincia de Cachapoal tiene un elevadisimo uso de bicicletas; me recuerdo de una bicicleta que estuvó una semana arriba de un árbol, la señora me decia que una vez que se le pasara la curadera al dueño, la pasaría a buscar, pues nadie se la roba!! también la salida de operarios de Malloa una marea humana de ciclistas !! Gracias Pepe por compatir el registro, y 3 años para la Automoto GENIAL!!

  4. Notable y comparto lo que comenta Gemmy. Tenemos ciudades en Chile que aún mantienen un alto nivel del uso de la bici, una hábito patrimonial sin duda. El desafío para ellas es mantener esa cultura y parece que las autoridades de San Vicente conocen de este preciado bien cultural.

    Además es una lección de humildad. No hace falta viajar tan lejos a conocer la cultura de la bicicleta extranjera. Debemos dar la cara a nuestro país y aprender de nosotros mismos y nuestras ciudades mal denominadas “pequeñas”.

    Sin duda, San Vicente de Tagua Tagua es la ciudad de las bicicletas.

  5. Una vez fui para el 18 a San Vicente, un lugar precioso donde estaba la medialuna y las fondas, un recinto formado por álamos altísimos, decorados con luces, y donde toda la fiesta se hacía bajo estos árboles que plantado ordenados iban delimitando los lugares, un lugar impresionante.
    Y lo que más me llamó la atención: en la calle, ordenadas a lo largo de la reja de cierro, montones de bicicletas esperando a sus dueños. Realmente bonito.

  6. Muy buena tu nota y mejor aún tu registro fotográfico. Siento que es todo un homenaje a los que nacimos en ese hermoso lugar del que la mayoría de los Sanvicentanos nos sentimos muy orgullosos. Gracias por hacer visible lo que para la mayoría pasa a ser cotidiano y olvidamos parte de nuestras tradiciones.

  7. …gracias a todos por sus comentarios!. Bueno creo contarles todo de San Vicente y como se mueve en torno a las dos ruedas, estoy seguro que me faltaron palabras para explicarles lo que se vive allá como también imagenes, cómo dice Pablo para ellos es un trajín cotidiano hacer sus compras o paseos en dos ruedas, ver familias completas movilizandose en tan noble vehículo, como también y muy importante en este tipo de situaciones ver el respeto de los conductores motorizados hacia los que comparten las vías junto a ellos. El viaje sólo dura 2 horas desde Santiago ¡tienen que ir!

    saludos

  8. no sólo en San Vicente!!! más cerca aún, en la ciudad de Llay-llay es posible hallar lo que en Santiago se sueña: veredas llenas de cicleteros frente a las tiendas, para el uso libre de sus clientes, la libertad de poder dejar tu bici afuera de una tienda y encontrarla al salir, pedalear tranquilamente por la calle sin aguantar gritos, ni bocinas … y es más!! hace poco hicieron una ciclovía bastante buena, que atraviesa la ciudad, pero que muy pocos la usan pues la calle ya es bien segura… he ido varias veces, pero aún tengo que ir en cleta!!! y les encargo la fauna de bicis que hay :P

  9. Que bueno saber que existencia de este extraordinario lugar, sin duda desde ya se convierte en el destino de mí próximo paseo.
    Me gustaría saber más acerca del origen de peculiar costumbre, saber si acaso el municipio promueve el uso, para entender de qué manera se puede replicar en otras partes del país.

  10. Q weno el re`prtaje, yo periodicamente voy a san vicente y recuerdo la primera vez q fui veia bicicletas tiradas por todos lados, si nada de proteccion ni candado contra robos. Hoy en dia cada vez son veo mas candados con la bicletas, parece q los amigos de lo ajeno ya llegaron a san vicente

Comments are closed.