La Bicicleta Luz

Hace ya 4 semanas que no puedo subirme a una bicicleta debido a un accidente que no me permite forzar el brazo izquierdo.

Hace un par de días y por una casualidad me topé con una canción de Alberto Cortez, cantautor argentino muy famoso en Chile a fines de los 70 y principio de los 80, la cual  no conocía y hablaba de bicicletas, le puse atención y hay que ver como me hizo sentido a propósito, supongo, que mis ganas de pedalear se hacen día día más evidentes.  Escúchenla y la comentamos:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=y2eYGdV0zJY[/youtube]

Fue Melchor quien la puso en mi ventana
sobre un par de zapatos siderales,
me monté al despertar sobre sus alas
y até mi corazón a sus pedales.

Timbre a timbre, como una sinfonía,
se llenó mi niñez de resonancias.
¡Era azul, como azul eran los días
luminosos, lejanos de mi infancia!

Era la luz, mi bicicleta luz;
la libertad, era la libertad;
las fantasías en su plenitud,
el mediodía de la ingenuidad.

Era la luz, mi bicicleta luz,
era vivir con imaginación,
salir volando por el tragaluz
y pedalear en dirección al sol.

Hoy la vida me deja cotidiana
en mis pobres zapatos la rutina;
ya Melchor se ha batido en retirada,
no se puede volar en la oficina.

Prisionero de horarios y planillas,
de lugares comunes y vacíos,
yo quisiera volver sobre su silla
y en las alas librarme del hastío.

¿Dónde estará mi bicicleta luz?,
¿en qué lugar quedó la libertad,
las fantasías y la plenitud,
el mediodía de la ingenuidad?.

¿Dónde estará la bicicleta luz?,
¿qué sucedió con la imaginación?.
Ya no se escapa por el tragaluz
ni pedalea en dirección al sol.

Es más que probable que alguno de Ustedes haya recibido una bicicleta para navidad o reyes, en mi caso fue justamente una bicicleta azul!, pero lo que me llamó la atención de la letra de Cortez fue otra cosa, fue la descripción que hace de como la vida te va absorviendo entre la rutina, el horario, planillas, “lugares comunes y vacíos”, como la libertad que sentíamos cuando niños al montar nuestra bicicleta se perdió dentro de un auto, el metro o un bus.  Tiene razón Cortez cuando dice que muchas veces “no se puede volar en la oficina”, pero ¿saben que? si podemos volar en nuestras bicicletas para llegar a ella.

Créanme que una vez que se prueba, es muy dificil volver subirse al sistema público o a un auto, como diría Claudio:

“Muévete en bici hoy, será un buen día.”

8 thoughts on “La Bicicleta Luz

  1. Esta es una de las mejores canciones dedicadas a la Bicicleta. A mi siempre me ha gustado Alberto Cortés y tengo el ¡¡cassette original!! donde la estreno, hace unos buenos años, para no delatarme,ya con hablar de cassette es bastante delación,ja,ja. Gracias a Youtube, la encontre nuevamente y la subi a mi FB.
    Bueno el mejor regalo de navidad en lo que va de mi vida, fue una bici, por lo esperada e inesperada (no estaba en el presupuesto del Viejo Pascuero). Bueno el oficinista de Cortés la dejo, pero yo segui aplicandome. Por eso me gusta tanto el tema.

    Gran aporte Rodrigo. Siempre es bueno descubrir estas joyitas. :=)

  2. Wow, tremendamente inspiradora la nota y la reflexión. Sin duda quedar un período alejado de la bici permite reflexionar y agradecer todas las ventajas que nos entrega.

    Ya queda poco para volver a pedalear.

    Respecto al Bullitt, espero este fin de semana terminar la base para poder llevar pasajeros cómodamente sentados.

Comments are closed.