Obras de Conexión Pocuro con Antonio Varas

No somos fanáticos de los actuales diseños ciclovías. Pero queremos celebrar un hecho que destaca no por la calidad de diseño, si no porque es una respuesta a una demanda ciudadana, que los usuarios de esta ruta se encargaron de estampar a diario, usándola.

Marcas en el pasto por paso de bicis

Trazado de conexiones Pocuro / Antonio Varas

La planificación original de la conexión entre la ciclovía de Antonio Varas y Pocuro era en Bilbao obligaba a hacer un desvio innecesario, por el Parque Inés de Suarez, vía Bilbao (demarcada en rojo), para luego empalmar con Antonio Varas o Pocuro, dependiendo de la dirección que llevaras. Eso implicaba además tener que enfrentar tres semáforos en vez de uno, con la consiguiente extensión de tiempo en el trayecto.

Por mucho que se haya definido así, esta conexión no contemplaba las necesidades de quien va en bici y sólo respondía a criterios técnicos (ver Ciclovías Segregadas: Fundamentos de diseño). La realidad y el uso cotidiano demostraron algo muy distinto, la conexión real de estas vias debía ser directamente por Pocuro/Antonio Varas, sin Bilbao y el Parque como intermediarios (demarcada en verde). Entonces, durante años, ciudadanos en bici transitaron por la vereda y zonas verdes por algunos metros, causando inconvenientes a los peatones, haciendo este tramo especialmente incómodo. Todo eso se acabaría con esta conexión, que responde a una realidad y no a la teoría, responde a una necesidad concreta. La demanda de esta ruta fue ciudadana, fue por uso y el municipio, en este caso, tuvo que responder.

Obras de Conexión Antonio Varas con Pocuro

Obras de Conexión Antonio Varas con Pocuro

Estamos entonces frente a una de las primeras obras viales para usuarios de la bici, que responde a lo que culturalmente se ha demandado. Es de esperar que mañana sean ciclopistas en la calzada, estacionamientos, bicicletas en el metro…

Muévete en bici hoy, será un buen día.