8va. Feria de las Pulgas Ciclistas: 2 de diciembre.

Como ya va siendo costumbre, este domingo 2 de diciembre se realizará una nueva versión de la Feria de las Pulgas Ciclistas, organizada por las agrupaciones Vive la Bici y La Bicindad, con la colaboración del Ecolaboratorio Bicimákinas y el Movimiento Furiosos Ciclistas.

Además, esta versión de la Feria contará con varias actividades temáticas asociadas a la peregrinación al Santuario de Lo Vásquez en bicicleta. El programa de “Viaja seguro a Lo Vásquez” es el siguiente:

15:00 hrs.: “Tips para el viaje”. (Ricardo, de Una Velocidad).
16:00 hrs.: “Primeros auxilios”. (Asistencia en Ruta Ciclista).
17:00 hrs.: “Experiencias del pedaleo”. (Macletas).
18:00 hrs.: “Tips básicos de mecánica”. (Udo, de Vive la Bici).

LUGAR: Parque de Los Reyes (Balmaceda con Brasil), frente al galpón de antigüedades.

Parque(ados) 2012 en Santiago

Casi terminando septiembre usamos el espacio de dos estacionamientos de superficie para autos, y los convertimos en un pequeño prado y estacionamiento para 10 bicicletas.

El lugar elegido fue en calle Morandé a la altura del 330, en pleno corazón de Santiago Centro.

Parque(adero) 28 Sept 2012

Durante toda la mañana y parte de la tarde, compartimos conversaciones e interactuamos con varias personas que se nos acercaron espontáneamente para conocer más acerca de la iniciativa, o derechamente para participar luego de ver los posts que publicamos en twitter y facebook.

Parque(adero) 28 Sept 2012

Parque(adero) 28 Sept 2012

Parque(adero) 28 Sept 2012

El espacio público no es tan solo un lugar de paso o tránsito entre dos puntos. Ofrece infinitas posibilidades de uso, nos posibilita la interacción entre personas y el disfrute de los lugares a escala humana, sin apuros.

Gracias a todos los que hicimos posible este proyecto: Amo SantiagoMovimiento Furiosos CiclistasPedaleaxlacalle, Ciclismo Urbano y Velópolis

Chilean way: la ley del menor esfuerzo [Actualización]

Hace un tiempo les contábamos de un grave accidente ocurrido en la ciclovía de calle Curicó en Santiago, y de los problemas que seguían existiendo en ella incluso después de los “arreglos” que la Municipalidad de Santiago mandó a hacer a la empresa Aguas Andinas.

A los pocos días de escrita esa nota, un miembro de nuestra agrupación dejó un reclamo en la página web de la Municipalidad de Santiago, haciéndoles ver los problemas junto a un enlace a esta página. Lo único que recibimos de vuelta fue una respuesta automática del sistema, que decía que el reclamo había sido derivado a la Subdirección de Pavimentación. Lo mismo hizo un usuario de la bicicleta que vive en esa comuna, y nos lo hizo saber a través de un correo.

Ninguno recibió más información ni respuestas, y es probable que otras personas también hayan dejado sus reclamos.

Hoy al pasar por la ciclovía de calle Curicó me pude percatar de que los problemas existentes en la ciclovía, que fueron detallados en este escrito, ya no están presentes. Esa es una excelente noticia para todos los ciudadanos que usan su bicicleta y transitan por la ciclovia de calle Curicó.

Que esto sirva de invitación a que las personas que se transportan en bicicleta para saquen su voz y aporten con sus granitos de arena cada vez que exista una oportunidad de mejorar en algo las condiciones de movilidad que tenemos al transitar por la vía pública.

 

¿Es real que andar en bici es un riesgo para la salud sexual de las mujeres?

En los últimos días aparecieron algunas noticias en diarios chilenos y del mundo que hacían referencia a los riesgos y peligros que el andar en bicicleta tiene para las mujeres. En todas ellas se afirma que andar en bicicleta es un riesgo para la salud sexual de las mujeres y, para dar credibilidad a esa afirmación dicen que “eso es lo que dice una investigación científica”.

Tal afirmación es un error y una aberración, puesto que se trata de una generalización basada en una errónea lectura de un artículo científico. Lo demostraré realizando el simple “ejercicio científico” de revisar con detenimiento las fuentes usadas por los artículos periodísticos y la investigación que se usa como argumento.

Empecemos.

Sin excepción, las notas periodísticas en castellano citan una noticia publicada en el sitio de BBC Noticias:

– “La bicicleta, riesgo para la salud sexual de la mujer”.

A su vez, la nota de BBC Noticias se basa en una nota aparecida en el New York Times el  2 de abril de 2012:

– “Can Bicycling Affect a Woman’s Sexual Health?”.

Al revisar con detenimiento ambas notas periodísticas se hace necesario destacar tres cosas:

1. El título del artículo del New York Times no afirma que andar en bicicleta sea un riesgo para la salud sexual de la mujer. Más bien se pregunta si el andar en bicicleta puede afectar de algún modo la salud sexual de la mujer. Es a partir de las traducciones al castellano que se empieza a afirmar que “andar en bicicleta es un riesgo para la salud sexual de las mujeres”.

2. El artículo del New York Times es el único que viene firmado con nombre y apellido por alguna persona: el periodista Anahad O’Connor. En todo el resto de notas, en castellano, se elude la responsabilidad de lo afirmado al no explicitar la autoría.

3. El artículo del New York Times es el único que cita de forma clara el artículo científico que se usa como referencia. Además, entrega un enlace al resumen del artículo.

Al seguir este último enlace nos encontramos con una investigación realizada por un grupo de científicos que están interesados en averiguar si la “altura del manubrio provoca algún daño en el piso pélvico de las mujeres ciclistas”. Esa simple pregunta dista significativamente de los titulares de los periódicos, que afirman que andar en bicicleta es un riesgo para la salud sexual de las mujeres.

Sigamos avanzando: La muestra usada en la investigación está conformada por 48 mujeres ciclistas de nivel competitivo que andan en bicicleta un promedio de 45,5 kilómetros al día, con un promedio de 3,8 días a la semana durante un promedio de 7,9 años como ciclistas.

Evidentemente las mujeres ciclistas de “nivel competitivo” seleccionadas como muestra para la investigación distan significativamente de las mujeres que usan la bicicleta como medio de transporte cotidiano. Lo lamentable es que los periodistas que publican (por no decir “copian”) la nota periodística en castellano no logran hacer esa distinción y asumen erróneamente que el estudio se refiere a cualquier mujer que se suba a una bicicleta.

Esto se pone interesante…

Las notas periodísticas afirman riesgos en la salud sexual de las mujeres, mientras que el estudio dice explícitamente que lo que busca encontrar es si existe alguna relación entre el equipamiento usado en la bicicleta (en particular el tipo de manubrio) y la presión ejercida sobre el sillín o asiento. Al respecto, concluye que el uso de manubrios de ruta (“drop bars” en inglés) con una altura inferior a la del sillín está asociada positivamente a un aumento de la presión en la zona del perineo y a una disminución de la sensibilidad en la zona genital femenina. Nunca dicen que sea algo permanente o que constituya una patología. También recalcan que una modificación en la altura del manubrio puede ayudar a aliviar las neuropatías (dolor o baja sensibilidad en la zona afectada) en los casos en que estas se producen. En ningún momento se habla de riesgos para la salud sexual. Ni siquiera en mujeres que pasan muchas, muchas horas y kilómetros sobre sus bicicletas a la semana. Ni hablar en mujeres que usan la bici como medio de transporte en distancias y tiempos significativamente menores que las mujeres de la muestra.

Pero eso no es todo…

La investigación dice que las mujeres elegidas en esta ocasión forman parte de una muestra seleccionada para un estudio anterior.

Haciendo una búsqueda básica en un par de bases de datos de publicaciones científicas encontré no solo una, sino dos investigaciones anteriores del mismo grupo de científicos. Ambas investigaciones usaron la misma muestra de mujeres, en temas directamente relacionados al sillín de la bicicleta. Mirando los resultados de las tres investigaciones me queda claro que los periodistas que publicaron las notas no realizaron este ejercicio básico de rigor científico: chequear lo que dice la fuente.

En la publicación anterior (del año 2011), que en su título se refiere de forma explícita a mujeres ciclistas de nivel competitivo, los investigadores se preguntaron qué diseño de sillín es mejor para proteger las estructuras del piso pélvico, puesto que “existen quejas de mujeres ciclistas acerca de molestias en la zona genital, tales como dolor, adormecimiento e inflamación de las estructuras del piso pélvico”. De nuevo, el detalle que los periodistas pasan por alto es que los investigadores están hablando de mujeres ciclistas de nivel competitivo, cuyo uso de la bicicleta supera enormemente el de una mujer que la usa para desplazarse por la ciudad. Los científicos ni siquiera mencionan en su investigación a este segundo tipo de usuarias de la bicicleta. Como conclusión, los investigadores sugieren que un sillín muy angosto o con canal longitudinal afectan negativamente a la presión ejercida sobre el sillín. Eso es algo que los fabricantes de sillines saben hace tiempo, y por eso ofrecen modelos más anchos para las mujeres. Con respecto a los “riesgos para la salud sexual”, los científicos simplemente dicen que es necesario realizar más investigaciones, pues los datos no son concluyentes…

Por último, al revisar la primera investigación (del año 2006) queda claro que lo que los científicos se preguntan es si los problemas que algunos hombres ciclistas profesionales han reportado (impotencia y otras disfunciones neurológicas en la zona genital) tienen algún correlato en las “mujeres ciclistas de nivel competitivo”, puesto que “no existen investigaciones que así lo confirmen”. Los resultados son los siguientes: existe una asociación entre el uso de la bicicleta y la disminución de la sensibilidad en la zona genital de las mujeres ciclistas de nivel competitivo, PERO NO SE ENCONTRARON EFECTOS NEGATIVOS EN LA FUNCIÓN SEXUAL NI EN LA CALIDAD DE LA VIDA SEXUAL DE LAS MUJERES CICLISTAS DE NIVEL COMPETITIVO SELECCIONADAS PARA LA INVESTIGACIÓN.

Es decir, los mismos investigadores a los que los periodistas achacan el “descubrimiento” de que el uso de la bicicleta es un riesgo para la salud sexual de las mujeres, EN REALIDAD AFIRMAN LO CONTRARIO. No niegan que existan síntomas como adormecimiento o dolor en la zona genital de las mujeres ciclistas de nivel competitivo, pero no mencionan que tales síntomas sean permanentes y menos aún dicen algo como que la función o calidad de la vida sexual se vea afectada o disminuida.

Por último, y a estas alturas ya casi como para hacer leña del árbol caído, el estudio indica dentro de sus conclusiones que es necesario ampliar la investigación para ver si las molestias manifestadas por las mujeres ciclistas de nivel competitivo que formaron parte de la muestra se encuentran también en la población general de usuarias de la bicicleta como medio de transporte o recreación, puesto que es evidente que no se pueden generalizar los hallazgos.

Unas palabras finales:

Todos los deportes presentan riesgos a la salud de las personas cuando se practican a nivel competitivo o profesional, puesto que los cuerpos son exigidos a niveles superiores que en las actividades cotidianas. Basta con ver las cortas edades a las que los deportistas de alto rendimiento se ven obligados a terminar sus carreras profesionales, generalmente fruto de lesiones sufridas.

Por lo tanto, afirmar que el simple hecho de andar en bicicleta es un riesgo para la salud sexual de las mujeres es tan absurdo como afirmar que subir el cerro San Cristobal caminando es tan riesgoso como subir al Everest.

Seamos claros: transportarse en bici a diario no provoca el mismo desgaste a tu organismo que recorrer los 3452 kilómetros del Tour de Francia. Usar la bici te ayuda a llevar un estilo de vida más saludable y alegre mientras realizas una actividad cotidiana, favoreciendo al mismo tiempo una relación más saludable y funcional con tu entorno.

Compras matutinas
Compras matutinas. Foto de Claudio Olivares

Las patentes “Una Bicicleta Más” están listas y disponibles!

Luego de un tiempo de espera, y después de las sugerencias de nuestros lectores y amigos, tenemos listas y disponibles las patentes con el mensaje “Una Bicicleta Más”.

Están fabricadas de un material muy liviano y reflectante, así que además de expresar de forma fuerte y clara la alegría que sientes al pedalear sobre tu bici, sirven como un elemento accesorio de prevención.

Están disponibles en varios colores, y las puedes encontrar junto a las patentes “Un Auto Menos” en el Bicicentro Nación Pedal.

!No te quedes sin la tuya!

V medición de eficiencia de medios de transporte urbano 2012, Santiago de Chile.

De gafas

La agrupación Arriba ‘e La Chancha y el Movimiento Furiosos Ciclistas (MFC) invitamos a los medios de comunicación a presenciar la V Medición de Eficiencia 2012 de los distintos partícipes de transportes en la ciudad de Santiago.

Hemos convocado, como en años anteriores, a la Agrupación de Motoqueros y Automovilistas Unidos de Chile para realizar medición de siguientes medios de transportes:

  • Automóvil
  • Bicicleta
  • Bus (Articulados, Alimentadores)
  • Caminante
  • Metro
  • Moto
  • Transporte modal bici-metro, bici-bus.

La agrupación Arriba ‘e La Chancha y el MFC participarán en los distintos medios de transportes señalados como partícipes propiamente tales o en calidad de testigos imparciales; invitando a las agrupaciones motorizada, de la misma manera, con la salvedad de la bicicleta, ya que un usuario ocasional de este medio de transporte puede sufrir un grave accidente y perjudicar el fin de esta convocatoria.

Los medios de comunicación pueden acompañar al Ministro de Fe, don Rodrigo Vega Bracelis, quien certificará en el punto de llegada, Unidad Operativa Control de Tránsito (UOCT), comuna de Providencia.

Cabe recordar el deber de respetar la Ley de Tránsito y las Reglas de Buena Convivencia del transporte público. Por ejemplo, quien va en automóvil y enfrenta luz amarilla mucho antes del cruce no debe acelerar; el ciclista es un vehículo más por lo que debe usar la calzada y no la vereda; quien usa el Metro S.A. no debe correr por las escaleras; quien usa buses troncales o alimentadores deberá hacer correcto uso y pago con tarjeta bip, etc.

Base convocatoria de eficiencia:

  • Día medición eficiencia medios de transportes: MARTES 13 DE MARZO.
  • Medición en HORA PUNTA, DE PUERTA A PUERTA, EN DÍA LABORAL.
  • Comienzo cruzando umbral de puerta punto partida a las 8:00 AM.
  • Punto partida AVENIDA OSSA Nº1000, COMUNA ÑUÑOA.
  • Punto llegada UNIDAD OPERATIVA DE CONTROL DE TRÁNSITO (UOCT), CALLE SANTA BEATRIZ Nº319, COMUNA PROVIDENCIA.
  • Recorrido para medios de transporte particulares es de libre elección, siempre respetando la Ley de Tránsito. Por ejemplo, ni bicicleta ni moto por la vereda. Nuestra normativa de circulación nos obliga e indica, por ejemplo, que una pista o un mismo espacio de seguridad no puede ser usado por dos automóviles por muy pequeños que sean, ni por una moto y un auto; sí por dos motos, dos bicicletas.
  • Los medios de transportes afectados a la búsqueda de estacionamiento determinado, deberán cumplir con ello, por tanto no pueden estacionar motos sobre la vereda, salvo que sea propiamente un lugar destinado para aparcar dichos vehículos, sin obstruir el normal paso de peatones. Si el estacionamiento no es cercano al punto de llegada (UOCT), se debe únicamente caminar (no correr) cruzando umbral puerta de entrada, ya que realizamos medición de eficiencia de puerta a puerta.

La extensión del recorrido por las distintas rutas de libre elección es aproximadamente de 7 kilómetros.

Las agrupaciones de ciclistas convocamos a las agrupaciones motorizadas ya señaladas, contando en esta quinta versión nuevamente con la participación de representantes de www.motoqueros.cl; previamente fue convocada la agrupación de Automovilistas Unidos de Chile y sin haber recibido respuesta alguna, supliremos dicho rol.

Esto es una medición – no competencia – de eficiencia.

Saludos,

Caroline Moren E.
RR.PP. Arriba ‘e La Chancha, Usuaria Bicicleta.
caroline@arribaelachancha.cl

RESULTADOS:
Usuario Bicicleta: 28:43 minutos
Usuario Metro: 43:00 minutos
Usuario Intermodal Bicicleta-Metro: 43.00 minutos
Usuario Intermodal Bicicleta-Transantiago: 47:65 minutos
Automovilista: 49:10 minutos
Usuario Transantiago: 59:36 minutos
Peatón: 1 hora 23:04 minutos

Chilean way: la ley del menor esfuerzo

El día martes 17 de enero de 2012 Sofía Pacheco se convirtió en una más de las víctimas de uno de los “eventos” más conocidos de las ciclovías de nuestra capital: el desnivel que existe en la ciclovía de calle Curicó, entre Portugal y Lira. Como resultado tuvo una fractura de muñeca, además de múltiples heridas y el susto enorme que da caerse en plena vía pública. El tema causó revuelo, pues se propagó a través de las redes sociales y un par de noticieros de televisión también lo cubrieron.

La Municipalidad de Santiago se desligó del tema y responsabilizó a la empresa Aguas Andinas de haber realizado allí un trabajo y no finalizarlo en forma adecuada.

Aguas Andinas recogió el guante, hizo las reparaciones (según se puede observar en el enlace a la página de los Furiosos Ciclistas, que dejaron en la sección de comentarios) y el resalto desapareció…

… al menos de la ciclovía. Como se puede apreciar claramente en la foto, ahora la ciclovía no está obstaculizada por el resalto que ocasionó el accidente a Sofía. Sin embargo sigue estando presente en la pista de automóviles y motos. ¿Y qué pasaría si una moto pequeña o motoneta pierde el control producto del resalto, y va a dar justo en la ciclovía o resulta atropellado por un automóvil? Si se fijan, justo después del resalto desaparecen los bloques de cemento que separan las pistas.

Si la vez pasada los que “hicieron mal el trabajo” dejaron un resalto que atravesaba la ciclovía y una de las pistas de los automóviles, ahora que lo “arreglaron” no lo sacaron por completo, sino que eliminaron únicamente el “pedazo conflictivo”. Ese que había salido en las noticias y que se había dado a conocer por las redes sociales.

Pero los señores que fueron enviados a solucionar el problema no solo dejaron la mitad del resalto intacto, sino que ni se dieron por enterados de que justo en la esquina existe otro “evento” peligroso:

Justo al atravesar la calle Lira para empalmar con la ciclovía, uno pasa por este “lindo” salto que mide aproximadamente 10 centímetros. De hecho, me atrevería a decir que es más alto que su primo mediático, ahora desaparecido, y que constituye un verdadero peligro para los usuarios de la bici que transitan a diario por el lugar.

Si estos señores fueron a “arreglar” el resalto conflictivo, ¿por qué no aprovecharon de arreglarlo bien de una buena vez, y de eliminar el otro que está tan solo unas cuantas decenas de metros más allá?

Mientras las autoridades no se tomen en serio el tema del uso de la bicicleta como medio de transporte, no darán respuestas concretas al tema de la seguridad vial, sino que seguirán dando soluciones parche para salir del paso cuando ocurran accidentes u otros problemas relacionados, por ejemplo, en las pésimas vías segregadas (que no les da para llamar ciclovías) con las que tanto se llenan la boca en época de campaña y a la hora de salir en la televisión.

Hasta que eso ocurra, seguirá primando “the chilean way”: la ley del menor esfuerzo.

Tenemos patentes “un auto menos” en stock!

Por demanda popular, tenemos de nuevo en stock las conocidas patentes “Un auto menos”.

La idea de hacer estas patentes nació al interior de nuestra agrupación hace muuuchos años, gracias a la inspiración de una conocida frase que se usaba en otros países para fomentar el uso de la bicicleta.

Están hechas de material resistente, flexible y reflectante, y las tenemos en variados colores para que la puedas combinar con tu bici.

Puedes conseguir la tuya en el bicicentro Nación Pedal (que está ubicado en la salida sur del Metro Manuel Montt).