Campaña “¡Mira! soy parte del tráfico”.

La Agrupación Arriba’e la Chancha te invita este domingo 21 de noviembre a las 10:30 hrs. frente a la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile a que participes en la campaña 2010/2011 “¡Mira! soy parte del tráfico”, dirigida a los conductores motorizados creandoles conciencia a favor de la bicicleta, dandóles a entender que un ciclista es parte integral del tráfico de la ciudad, además recordarles que la bicicleta en los últimos años a sido el vehículo preferido por muchas personas para viajes cortos (8km a 10km) en la ciudad por lo tanto como vehículo tiene que ser considerada por ellos en la movilidad del transporte y respetada como tal.

La campaña consta de 1 lienzo y 3.500 volantes los cuales se repartirán en las más importantes esquina de Santiago como lo demuestra el boceto siguiente.

Con este grano de arena queremos seguir ayudando a crear una ciudad más humanizada para la gente, haciendo entender a los conductores motorizados que ellos mismos en un futuro no muy lejano o cuando menos se lo imaginen pueden estar arriba de una bicicleta usándola como un medio de transporte.

Pero eso no es todo: Esta campaña la cual es la primera campaña de educación de tránsito que es integramente hecha y financiada por ciclistas urbanos y que llegará directamente a los usuarios de automóviles queremos que sea internacional, osea las agrupaciones de ciclismo urbano que quieran replicarla en sus países nada más tienen que escribirnos al mail de contacto y le mandaremos los originales para que ellos adapten los textos de acuerdo a la idiosincracia local así como lo hicieron nuestros amigos de ABC de Quito.

¿Qué nos dices? este domingo 21 no puedes faltar participando en la campaña de Educación de Tránsito 2010-2011 “¡Mira! soy parte del tráfico”.

La campaña a sido creada y realizada por José Vásquez (ppvaz) integrante fundador de Arriba’e la Chancha  y fabricante de los bolsos para ciclista Bilobicles Bag. Fotografía de Momo Biker. Como módelo Mario socio de Nación Pedal y dueño de Velociti.

Bicicletas y más bicicletas

Ayer como todos los días sali de mi oficina con mi bicicleta y la camara colgada al cuello para disparar en cualquier momento que sea necesario lo cual fui haciendo en el camino a casa, me llamaron mucho la atención dos fotografías que tome de las cuales se las comento.

La primera fue cuando bajaba por Providencia y casi al frente de Seminario por el Parque Balmaceda casi soy testigo de un choque entre dos ciclistas, ellas con mucho estilo, esto me llamo mucho la atención ya que ver una coalisión entre dos ciclistas debe ser muy raro, pero despues de pedalear un rato me preguntaba ¿si coalisionaran dos bicicletas, que esta pasando? ¿eso es un indice que hay bastantes ciclistas en las calles usando la bicicleta como medio de transporte a tal punto que se estrechan entre si? bueno todo esto fue una fantasia que se me ocurrio en ese momento pero de que hay más personas úsando la bicicleta cada año, eso se los puedo asegurar.

La otra foto que me llamo la atención es donde se pueden observar bicicletas con peatones compartiendo una vereda con un respeto y tranquilidad tal que me dejo sorprendido y pense “claro la vereda es ancha y se puede compartir” lo cual me recuerda los paises de Europa donde facilmente puede circular una bicicleta entre medio de los peatones. Cuando circulaba por avenida Apoquindo la cual tiene grandes veredas a sus costados me daba cuenta que las bicicletas subian y bajaban por ella, los peatones no se sentian aludidos por compartir un espacio tan ancho ya que se sentian seguros en ella y no les molestaba que vehículos como la bicicleta la compartieran. ¿Será esto una llave a compartir los espacios entre ciclistas y peatones? bueno la foto lo dice y eso se vera al pasar los años y la gran gracia de la bicicleta es que te lleva puerta a puerta y esto hace que en algún momento te debas subir a la vereda y si esta es ancha y en buen estado mucho mejor para aquellos que estan empezando a usarla.-

Fotografías: ppvaz

Parque Balmaceda partido en dos.-

La foto aquí aérea del Parque Balmaceda dónde vemos un gran edificio dando la impresión que lo esta cortando en dos o tapando la pasada de peatones es la misma realidad que se vive desde hace 4 días en dicho lugar, las personas que circulan diariamente por ahí haciendo deporte, paseando, de vuelta del trabajo, señoras con rodados para el bebé y además de ser una verdadera vía de circulación para el ciclista ya que es la conexión por el lado norte entre la comuna de Santiago con las de Vitacura, Las Condes y Providencia se ven en la obligación de bajarse al pavimento por la calle Providencia o Costanera Andres Bello ya que se esta construyendo un gran escenario encima del Monumento del ex Presidente Balmaceda y este ha estado obstruyendo la pasada sin considerar para nada a las personas que ocupan dicho espacio diariamente.

Sencillamente la productora de dicho evento junto al Intendente de Santiago Fernando Echeverría quien da la autorización no han encontrado nada mejor que empujar sin respeto alguno a las personas a la calle a merced de los vehículos motorizados que pasan. Si realmente es necesario ocupar todo el ancho del parque en ese lugar público importandoles un penique la gente, creo que lo han logrado.
Nada más esto deja la impresión que las autoridades de turno no consideran y menos les importa los actores más vulnerables de la movilidad urbana, además de darme cuenta que pasará mucho tiempo para cuando veamos este tipo de trabajos no pensando siempre en el auto.

Fotografias:
googlemaps
ppvaz

Don Juan y su bicicleta


Haber sido dueño de la fuente de soda “La Suiza” ubicada en Blanco Encalada con San Alfonso en la comuna de Santiago Centro en la cual vendía las heladas “pilsen”, a principios de los años setenta mandarse a hacer una bicicleta single speed hecha a su medida, a sus ochenta y tantos años andar para todas partes en ella manteniendola en perfecto estado, jugar pool todos los días y además tener su vehículo con patente y un carné para conducir bicicleta que lo avale en sus viajes, para don Juan Modesto Cornejo es lo más normal de su vida.- Según lo que me cuenta su nieto

Y desde aquí le mandamos un fuerte abrazo por hacer anónimamente de este vehículo su modo de vida.

Muchos saludos don Juan.-

Fotografías: Per ardua as astra!

La ciudad de las bicicletas

San Vicente de Tagua Tagua esta ubicada a 142km al sur de Santiago, han pasado 3 años desde la última vez que la visite, compre un marco de bicicleta marca Automoto el cual no lo pude traer esa vez. Pensé que ya lo habían vendido, pero no me importaba ya que también por mi parte había sido irresponsable a no ir a buscarlo, pero la mayoría de la gente allá se moviliza en bicicleta eso hace que sean especiales. Llegue a las 11:45hrs del día sábado me baje del bus con la cámara lista para disparar, mi primera cuadra de caminar para llegar al taller de don Juan Vargas por mi marco demoró 20 minutos ya que no dejaba de sacar fotografías a las bicicletas, así que al momento de disparar mi cámara me preguntaba ¿tendrán todavía guardado el marco? bueno al llegar al taller me di cuenta que el terremoto lo había derrumbado y ya no existía, así que pregunte a dónde se había cambiado, mientras averiguaba donde estaba la nueva dirección del taller seguía sacando fotografías a los habitantes del pueblo con sus bicicletas y también a su infraestructura para las facilidades del ciclista, me encontré con unos estacionamientos techados para bicicletas que no estaban la última vez que anduve por ahí, lo cual me dejo muy impresionado ver como la ciudad crecía en torno a la bicicleta. Frente a la “Casa García” una de las tiendas históricas de San Vicente estaba toda la cuadra estacionada de bicicletas mientras la gente compraba, realmente fué muy grato ver eso, a todas partes dónde miraba se encontraban bicicletas estacionadas unas con candados y otras que sólo las dejaban ahí sabiendo su dueño que a la vuelta estaría esperando.

Al final después de preguntar en varias partes a las 13:30 hrs. dí con el taller de bicicletas, pero estaba cerrado pregunte al lado y me dieron la dirección del dueño el cual vivía a una cuadra, así que me encamine hacia su casa, me recibió con mucho agrado y me dijo que mi marco lo tenía guardado, así que partimos a su negocio a buscarlo, llegamos allá y aproveche de sacar fotografías del taller. A parte de las bicicletas de San Vicente de Tagua Tagua lo que más me gusta es su gente, ya que perfectamente como me dijo él lo podía haber vendido a varias personas que estaban interesadas, gracias a don Juan quién guardo el marco por 3 años, quien en sus años mozos fue un corredor profesional y toda su actividad deportiva la hizo en la ciudad de Cúrico, dedicándose ahora a reparar bicicletas clásicas dándole un toque especial a los marcos pintándolos a la antigua con sus colores y filetes que el mismo los hace, gracias por ofrecerme un “asoleado” un licor clásico de uva con azúcar el cual se fue consumiendo en la tarde con una entretenida conversación sobre bicicletas. Me espedí de él llevando el marco sobre mi hombro prometiendo que otro día volvere.

San Vicente de Tagua Tagua un lugar perfecto para vivir, dónde se funden las cuatro ruedas de los automotores con las dos ruedas de la bicicleta en las calles con respeto, dónde se ve perfectamente que cualquier ley de la bicicleta queda obsoleta porqué con la ya existente es suficiente. Una ciudad dormida en el tiempo, una ciudad que crece en torno a la bicicleta. ¡Si! realmente como el comentario de Seba que escribió en una de las fotografías “Es el lugar”.

Ver las fotografías del taller de don Juan y la gente de San Vicente de Tagua Tagua con sus bicicletas

Fotografía del post ppvaz

Mi tag es B1C1

Muchas veces al pedalear voy mirando los graffitti de la ciudad, entre ellos hay uno que dice “B1C1”, esta en muchas partes y muros de las calles lo he visto disfrazado de distintas formas, donde menos te imaginas y algunas veces creo que quien los hace puede volar ya que varios son inalcanzables. Siempre digo: para la próxima vez que pase le saco una foto, quiero hacer una colección de ellos, pero bueno hasta el momento lo más curiosos es que no he sacado ninguna, pero lo que más me daba intriga era ¿Quien las hacia?. Un día revisando mi flickr Bilobicles Bag me di cuenta que tenia de contacto a aquel artista callejero responsable de aquella palabra 3151 ya que empezaron a aparecer fotos referente al graffiti. No espere mucho para preguntar si accedía a una entrevista ya que me imagino que la curiosidad debe ser de muchos de quienes visitan este blog, ya que les debe haber pasado lo mismo que a mi cuando ven uno de estos y las respuestas aquí las tienen.

¿Cual es tu nombre y que edad tienes?
Gustavo y tengo 26

¿De dónde surge el tag BICI?
Surge espontáneo, una noche hace tiempo salí a hacer otros tags y en eso veo pasar a una chica en bici y me surge la idea de esa palabra, dije es buena tiene 4 letras, me gustan las bicis, ando en bici, lo raye y ¡ahí quedo!

¿Te sientes influenciado por alguien?
No se exactamente si alguien en particular me influencia, me gusta el graffity y veo distintas cosas, pero en general trato de ir haciendo lo que se me ocurre libre de influencias, me estimula cuando encuentro otros que hacen lo que yo.

¿Cual es el mensaje que quieres dejar al escribir tu tag?
El mensaje no es la palabra, sino el acto, es haz lo que quieras, donde quieras, con la técnica que quieras, a mi me gusta pintar muros, rayar, marcar toda la ciudad, andar rápido, ilegal, libre, no me importa la ley, me cago en ella.
Mi graffity es simple, porque también dice que cualquiera puede hacerlo, es destructivo, no busco la belleza, para eso están los muralistas.
Un día estaba pintando un panel muy grande y llego una patrulla de seguridad ciudadana a preguntar ¿porque estaba pintando B1C1 tan grande?.
Es para promover el ciclismo?, me dijo, para que dejara de paquear le conteste que si y se fue sin molestar
¿Cual es el pintado favorito que haz hecho y donde se encuentra?
No se, parece que no me gusta ninguno ja, ja, pero le tengo cariño a un techo en la Alameda frente a la Universidad Católica porque fue un hueveo hacerlo, escalar, hacer tonto al conserje, bajar, arrancar de los pacos, volver en la madrugada a
escalar de nuevo para terminarlo  y seguir arrancando.

¿Perteneces a alguna pandilla o actúas en solitario?
No pertenezco a ninguna Crew, tengo amigos que también pintan y a veces salimos juntos, pero en general me gusta pintar solo, voy a mi ritmo.

¿Cómo financias tus pinturas?
Últimamente sólo robo.

¿Trabajas o estudias?
He trabajado en diversas cosas, sólo por el sucio dinero, pero odio hacerlo. Si estudio, pero nada relacionado con pintar o diseñar, lo mío es un poco más denso, pero prefiero no hablar de eso.

¿Te sientes un artista y que es lo primero que haces cuando terminas un graffiti?
No, más bien me siento un vándalo. Después que hago la última raya lo miro y sigo pedaleando, porque voy de pasada.

¿Cómo vas por las calles y cómo vez la ciudad de Santiago?
En bici y algunas veces a pie, Santiago es tan superficial como un muro.

¿Cual es tu opinión de la gente que se transporta en bicicleta?
Gente sabia y audaz… ja ja

¿Cuentame algo de ti que quieras decir?
Andar en bicicleta me cambio la vida, me enseña muchas cosas a diario y me hace sentir libre, dueño de mi tiempo.
El graffity es una mierda cuando entra al mall, el graffity es una mierda si lo paga el municipio, el graffity es una mierda si te crees un artista, tu graffity es una mierda si no estas en la calle!!!


Fotografías:3151
Puedes entrar al Blog de B1C1 y ver sus graffittis
Aquí puedes ver el primer Documental del Arte Callejero de Chile títulado Chile Estyle La historia y el presente de una tradición única en el mundo.

La droga de la felicidad


Transportarse a 15 cm del suelo es una sensación única que sólo los ciclistas sabemos, hace unos 3 a 4 años atras nos llego una invitación para escribir un artículo en la Revista Cañamo, recibi un llamado de Udo para preguntarme sobre que trataría nuestro tema, ¿droga?. Bueno, le dije, escribamos sobre la droga y lo bien que hace al andar en bicicleta, así que empezamos a escribir de las Endorfinas “La droga de la Felicidad”. No recuerdo que número de la revista fué publicado pero a continuación les dejo con el artículo completo que salio esa vez en la revista:

Caminando en el aire…
Por: Agrupación Arriba’e la Chancha

Una vez mientras un amigo se devolvía a su casa en su bicicleta, ya pasada la media noche un borracho que estaba en la esquina le grito “Guena!! Vai caminando en el aire”.

Y quizás el ebrio de la esquina tenía razón porque un tipo que anda  pedaleando por la ciudad de Santiago, es visto por las demás personas que habitan las nauseabundas calles de esta ploma ciudad, como un ser que va flotando, danzando entre las máquinas de acero llenas de humo y sonidos horribles.

El ciclista va en su mundo, disfrutando cada metro que le gana a la calle al pedalear, observando a los que lo miran,  viendo todo el estrés que tiene ese hombre que nervioso fuma esperando una pequeña luz verde, a esa mujer que mira por la ventanilla del autobús parada y apretada oliendo esos gratos olores que se emiten al finalizar la jornada laboral.

Las sustancias que va liberando el ciclista al hacer uso de toda su maquinaria humana para darle movimiento a la bicicleta y que todos producimos al hacer ejercicios son las Endorfinas descubiertas en 1975, responsable de las sensaciones satisfactorias, también actúan como analgésicos ya que inhiben la sensación de dolor, el nivel máximo de liberación de esta sustancia corresponde al orgasmo, es el momento en que todas las células nerviosas del cerebro descargan su contenido eléctrico, provocando el relajamiento  físico total. Debido a su parecido con la Morfina se nombró Endorfinas (Morfina Endógena) que también se le conoce como hormonas del bienestar o de la felicidad.

Resulta entretenido saber que la bicicleta pueda ser tan placentera como para llenarte de hermosos momentos sólo con el hecho de usarla como medio de transporte. Y no sólo eso además de esto ayuda a mantener el físico, ya se sabe que la obesidad y el sedentarismo es considerado en países desarrollados como una real epidemia, aquí en Chile más del 50% de la población la sufre, imagínense transportarse en bicicleta ayuda a mantener a raya la obesidad y a la vez liberas Endorfinas sintiendo la sensación de bienestar inundada por todo tu cuerpo.

La bicicleta evoca en todas partes una misma imagen de libertad y entusiasmo despertando igual simpatía.

Muchos países ya han descubierto las grandes ventajas que el uso de la bici conlleva para la sociedad, y desde hace décadas vienen usando la bicicleta mucho más que en Chile donde aún no hemos tomado conciencia de la importante contribución que este vehículo puede traer para mejorar las condiciones de vida en nuestras ciudades.

Tú ganas y todos ganamos: tu salud y la del resto, el medio ambiente, la calidad del aire, la convivencia y la tolerancia en la vía pública, el espacio saturado y atascado de tu ciudad… muchas cosas; es una apuesta por la calidad de vida integral.

La bicicleta es un medio de transporte saludable, pues el ejercicio constante y moderado que implica su uso mejora el estado de salud, y reduce substancialmente el riesgo de padecer una larga serie de enfermedades, en especial las relacionadas con la vida sedentaria.

Es fácil pedalear cuatro horas por semana: una ruta de media hora al trabajo o al estudio ya sobrepasa este objetivo, además no dependes de la bencina para moverte. En media hora cualquier persona recorre en bicicleta entre 3 y 8 km. Esta es una distancia en que la bicicleta es casi siempre más rápida que el auto. Y el ejercicio realizado mientras uno/a se desplaza al trabajo o al estudio deja intacto nuestro valioso tiempo de ocio. (ver recuadro adjunto)

Ilustración: herman
Fotografía: ppvaz

Gracias por usar la bicicleta!

¿Cuantas veces haz llegado a una esquina con luz roja buscando la cuneta para apoyar el pie o algún poste para afirmarte con la mano?
La ciudad de Copenhague ha puesto en marcha esta baranda doble simplemente como una comodidad para los ciclistas que se detienen ahí. Una barra alta para afirmarse con la mano y una barra abajo para apoyarse con el pie, claro si lo necesitas hacer. De todas maneras la barra sirve para salir del modo estático empujando la bicicleta al partir cuando la luz cambia y así no apoyar el pie en el cemento. Y abajo se lee “Hola, ciclista! Descansa tu pie aquí… y gracias por usar la bicicleta en la ciudad”.
Las municipalidades aquí en Santiago que son propensas a instalar esas feas rejas para direccional a los peatones al cruzar en las esquinas, nada mal se verían esas dos barras paralelas para apoyarse cuando te toca luz roja y además con un poco más de diseño hasta podría convertirse en estacionamiento para bicis.
Me gustaría probar esto aunque no opté por usarlo en algún semáforo, pero con un charco de agua en invierno de seguro lo usare. Y me gusta más pensar que es agradable ver la ciudad realmente activa con una simple idea fomentando la bicicleta y además te da las gracias por usarla!

Artículo original y más fotografías

El hombrecito del semáforo

semaforo peatonalAmpelmännchen el “hombrecillo del semáforo” lo encontre en las fotografías de flickr llamando mucho mi atención como ícono, ¿abrá sido porque lleva sombrero? saliendo del comun del semaforo peatonal, averiguando en Wikipedia su historia, la cual encontre muy interesante hoy la quiero compartir con ustedes:

Los primeros semáforos para pasos de peatones fueron instalados en los años 50. Muchos países desarrollaron sus propios diseños, que finalmente se unificarían dando lugar a un estándar común. En aquel entonces, los semáforos eran iguales para motorizados, bicicletas y peatones. Ampelmännchen que en aleman significa el “hombrecito del semáforo” es una silueta nacida el año 1961 en Berlín Oriental creado por el psicólogo Karl Peglau que representa a un hombre con sombrero en los semáforos de los pasos de peatones de la extinta República Democrática Alemana. Al contrario que el motorizado o rodado, el tráfico de peatones está sujeto a límites de edad y salud mental o física, y por lo tanto debe ser adecuado para niños, ancianos y discapacitados. Con esto en mente, Peglau pensó en usar la silueta de un hombrecito cuyo lenguaje gestual fuera comprensible por todo el mundo. Cuatro décadas más tarde, Daniel Meuren, del diario germano-occidental Der Spiegel, describía el Ampelmännchen como un elemento que unía “belleza con eficiencia, encanto con utilidad y sociabilidad con el cumplimiento del deber”. Para otros, el Ampelmännchen se asemejaba a una figura infantil, con la cabeza grande y las piernas cortas, o incluso hasta a un líder religioso.

semaforo

El Ampelmännchen rojo extiende sus brazos en cruz para señalizar la prohibición de cruzar, mientras que el verde está dando un paso hacia adelante, indicando que el paso está permitido.
La figura se volvió tan popular que padres y profesores comenzaron a utilizar el símbolo para transmitir a los niños conceptos de educación vial. El Ministerio del Interior de la RDA tuvo la idea de dar vida al Ampelmann con propósitos didácticos a principios de los años 80. El muñeco apareció en tiras cómicas en situaciones relacionadas con los semáforos. El Ampelmännchen rojo lo hacía en los momentos peligrosos y el verde daba consejos. En colaboración con el periódico junge Welt, se desarrollaron juegos protagonizados por el hombrecillo del semáforo, quien también se convirtió en protagonista de historias radiofónicas. La televisión pública emitía una vez al mes historias animadas protagonizadas por el Ampelmann llamadas Stiefelchen und Kompaßkalle; la emisión tenía lugar dentro del exitoso programa infantil del Sandmännchen. Las historias animadas del Ampelmännchen suscitaron el interés internacional y fueron premiadas en el festival checo de filmes de educación vial.

Tras la reunificación alemana en 1990, tuvieron lugar intentos de estandarizar los semáforos en todo el país, extendiendo el diseño occidental a la antigua RDA. Las señales de tráfico con el “hombrecito del semaforo” de la Alemania Oriental fueron sustituidos, debido a que el tipo de letra era diferente en las dos mitades del país. Los programas de educación vial protagonizados por el Ampelmännchen desaparecieron. Esto motivó el surgimiento de un movimiento popular en defensa de los Ampelmänner, que reivindicaba que se trataban de parte de la cultura germano-oriental. Las primeras campañas de solidaridad con el Ampelmännchen se llevaron a cabo en Berlín a principios de 1995. Markus Heckhausen, un diseñador gráfico de la ciudad de Tubinga (antigua RFA) y fundador de la empresa Ampelmann GmbH, se había fijado en los Ampelmännchen por primera vez durante sus visitas al Berlín Oriental en la década de los 90. Buscando posibles nuevos diseños en 1995, tuvo la idea de recoger Ampelmännchen que habían sido retirados de la vía pública y construir con ellos lámparas. Ante las dificultades que le surgieron para encontrar antiguos Ampelmännchen, decidió ponerse en contacto con la antigua fabrica que los hacia para intentar conseguir restos. La compañía, que seguía produciendo Ampelmänner, valoró positivamente las visionarias ideas comerciales de Heckhausen. Los primeros seis modelos de lámpara fueron un éxito.
El Ampelmann se convirtió en una especie de mascota del movimiento nostálgico de la era socialista. Las protestas tuvieron su recompensa y los Ampelmännchen regresaron a los cruces de peatones, incluyendo desde 2005 todos los distritos del antiguo Berlín Occidental. Peter Becker, mando policial de Saarbrücken, explicaba que los semáforos orientales tenían un mayor poder simbólico que sus equivalentes occidentales y que “hemos advertido que la gente reacciona mejor a los Ampelmännchen orientales que a los semáforos occidentales”. Heckhausen continuó incorporando el diseño del Ampelmännchen hasta un total de más de 40 productos distintos en 2004.

Fotografía: Ellissay

La historia completa del hombrecillo del semaforo
Más fotos de Ampelmännchen

Prueba de atención

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=DtlDY0W6Frg[/youtube]
Las campaña para promover la cultura de la bicicleta, cada vez me sorprenden más! Es el caso de esta que se hizo en Londres diriguida a los conductores de automóviles para que cuiden a los ciclistas en el tráfico la cual perfectamente aquí en Santiago muchos de los que fuman, hablan por celular o no toman mucha atención en el conducir pueden sentirse tocados, nada más tienes que verlo y darte tu propia opinión.