2000-2009: La bicicleta sale del casacarón

Pareja transportandose en una bici

Se termina la década y a diferencia del año pasado, oportunidad en que hicimos una retrospectiva de nuestro trabajo, sentimos que ahora es momento de agradecer el presente y dar la bienvenida a una nueva etapa: la bicicleta fuera del cascarón, ahora como un medio de transporte incorporado a la ciudad.

A comienzos de la década comenzaba el proceso de incubación de la movilidad en bici, a cargo de minorías activas, rebeldes que no estaban dispuestos a dejar sus bicicletas en casa y que atesoraban el derecho a usarla para sus desplazamientos diarios en la ciudad que los olvidó y rechazaba.

Poco después, el estado tímidamente, con errores y algunos aciertos, comenzaba a escuchar a estos grupos y a reflexionar sobre los beneficios de la movilidad en bicicleta. Se lanzaron proyectos, hubo fondos y algunos episodios de voluntad. Luego brotaron nuevos grupos de ciudadanos y nuevas iniciativas que buscaron trabajar activamente a favor de la bicicleta.

La década se cierra con varios medios que informan, invitan a reflexionar y a argumentar respecto a la movilidad urbana. Se celebraron festivales, ciclos de cine, ferias, desfiles y exposiciones fotográficas en honor a la bicicleta. Otros buscan mejoras por el lado oficial, dialogando con efímeros funcionarios de gobierno. Sin duda, a través de varios frentes, la movilidad urbana en bicicleta fue colocada como tema en distintas capas sociales. Hoy es posible concluir que la bicicleta se acerca a la cotidianeidad. Sale del cascarón para ocupar su lugar en la vida diaria de las personas y es precisamente ahí donde se presenta el mayor desafío para esta nueva década: Pedalear hacia adelante, a una sociedad mas independiente del petróleo, mas sonriente, que se contacte en las calles y se enriquezca con lo colectivo.

Para esta nueva década dejamos atrás calificar a las personas por el medio de tranporte que utilizan. Ciclista, Peatón, Automovilista… Damos la bienvenida a los ciudadanos en bici, a los que caminan y a los que deciden a andar en auto. Todos y cada uno de nosotros debemos aprender a compartir y convivir con respeto. Todos tenemos el derecho a desplazarnos con seguridad, eficiencia y comodidad, independiente del medio de transporte que utilicemos. Eso es el derecho a la movilidad. La ciudad es de todos.

El transporte en bicicleta le hace bien al individio, a la sociedad, a la ciudad y al medio ambiente. ¡Feliz 2010!

Muévete en bici, hoy será un buen día.

Ciclismo Urbano - View this group's most interesting photos on Flickriver