La criatura con 4 ruedas

Hoy ha sido nuevamente uno de eso días en que a través de los medios y las redes sociales brota, como los hongos de un problema de humedad sin resolver, la discusión de los pedaleros en veredas, los pedaleros en las calles, la demanda de respeto al mismo tiempo que se acusa al resto de irrespetuoso. Que los autos, que los peatones… Todos tintes, matices, puntos de vista y palabras que convergen en una sola cosa. Respeto, convivencia, calidad de vida.

Pensaba en escribir un largo post respecto a eso, pero al tiempo que tenía una pereza tremenda de hacerlo. Todas las cartas a la prensa, los reclamos y la odiosidad vía tuits calificando a las personas según su opción para moverse, son un fiel reflejo que nuestra experiencia urbana no está siendo satisfactoria y que un cambio importante de paradigma es necesario en las ciudades.

Mirando en retrospectiva, el status quo es producto de nuestros últimos 100 años de historia, cuando comenzamos a pensar en máquinas en vez de personas, en números en vez de comportamiento, en velocidad en vez de nuestra propia escala humana. Esa cultura que convirtió las vías en lugares de paso y erradicó todo acto de permanencia y disfrute de lo público.

[vimeo]http://vimeo.com/46416575[/vimeo]

A través de el Blog Bicicletas Ciudades y Viajes, veo este video llamado “Momentum, la criatura de las 4 ruedas“, donde con comentarios sencillos y precisos podemos ver, y luego reflexionar, el porque nos transformamos en una ciudad, llena de extraños en movimiento.

Y aquí está la clave del respeto. Si no somos capaces de reconocer al otro, porque nuestra cultura derivó en permanecer aislados en cápsulas de metal, cómo podemos avanzar hacia una cultura que abrace nuevamente la empatía, el diálogo, la aceptación del otro?

Ese cambio de paradigma implica ponerle freno y control a esta criatura de las 4 ruedas para dar paso a sistemas más virtuosos como el transporte público, los pies y la bicicleta.

Muévete en bici hoy, será un buen día.

¿Por qué el video “riesgo” de Manéjate por la Vida falla en lograr conciencia vial?

Queremos invitarlos a hacer una reflexión, analizar y debatir con argumentos. En el siguiente texto hacemos un análisis a la reciente campaña lanzada por el programa “Manéjate por la vida” de CONASET, que busca disminuir la cantidad de muertes y lesiones provocadas por siniestros de tránsito. Chile lamentablemente tiene elevadas cifras que lamentar por la sola actividad de desplazarnos. Entendemos la ciudad como el espacio en que nos comunicamos, interactuamos y desarrollamos, entre otro número importante de cosas. La congestión y la hostilidad que se deriva del dominio de los vehículos motorizados particulares y su velocidad en el medio ambiente urbano, elimina completamente la capacidad de comunicación al complicar y hacer inseguros los desplazamientos.

Es un hecho, nadie quiere estar cerca de la velocidad y la agresividad de un flujo motorizado sin control, nadie quiere morir bajo las ruedas o atrapado y aplastado en toneladas de metal torcido. El flujo motorizado en las ciudades tiene la sutileza de un elefante en una cristalería. Para recuperar la seguridad de desplazamiento en nuestras ciudades y ejerecer el derecho a vivirlas en paz, aparecen dos caminos, alejar a las personas de las calles y condenarnos a vivir encerrados, tras rejas peatonales, extendiendo los trayectos a pié o en bicicleta, y en definitiva abandonando las vías para subvencionar la velocidad o, la apuesta de tomar el toro por las astas de una vez por todas y controlar el flujo motorizado para recuperar el espacio urbano y dar paso nuevamente a la comunicación y el entendimiento, para recuperar la permanencia humana en las calles. Esto es diseñar ciudades para las personas y no las máquinas, ciudades a escala humana, diseñando ciudades para invitar a las personas a caminar, pedalear y usar el transporte público.

¿Por qué el video “riesgo” de Manéjate por la Vida falla en lograr conciencia vial y un entorno urbano más seguro?

A continuación el video.

Continue reading

Propuesta de ciclovías para Curicó, Talca y Chillán

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=hEdH2mDktNQ[/youtube]

El siguiente video muestra una vista virtual de un proyecto que contempla ciclovías para las ciudades de Curicó, Talca y Chillán. Después de verlo quedo con algo de desilución al volver a ver las mismas falencias de proyectos similares que se han implementado en Santiago.

  • Se insiste en diseñar ciclovías en doble sentido, cuando debiera ser una solución de excepción. Con esto las pistas quedan más estrechas dificultando la circulación de los usuarios cuando estos se cruzan.
  • En Chile conducimos por la derecha, ni una novedad en eso. Cuando se colocan ciclovías bidireccionales se debe optar por colocarlas a la derecha o a la izquierda de las calles. Sea cual sea la solución, se complejizan los los virajes de los usuarios de la bici. Por ejemplo: En una ciclovía bidireccional que va por el costado izquierdo de la calle, si requieres virar a la derecha deberás cruzar las dos pistas de autos para hacer esa simple maniobra. Dónde te detienes a esperar poder pasar? Entorpecerás el tránsito de los demás ciudadanos en bici mientras esperas y sin duda perderás tiempo en la maniobra.
    Un buen diseño de ciclovías, un diseño sano, se evidencia en la fluidéz de los virajes, en la suavidad para cambiar de rutas, en lo simple y transparente que resulta salir de una vía para integrarse a otra.
  • En el video se ve que nuevamente se mezcla el flujo peatonal con el flujo de bicicletas. Nuevamente la tónica parece ser “la bicicleta bien, pero donde no moleste a los autos”.
  • Se desprende también que los cruces no fueron resueltos, al parecer se hicieron los locos con ello. Por lo demás, según se ve, nuevamente los que se desplacen en bicicleta deberán ceder el paso en cada esquina. Nada cómodo para viajes utilitarios.
  • Creo que hay un punto interesante a rescatar y es el uso de color, pero creo que se podría ahorar dinero si ese color se llevara sólo a los cruces, para dejar en evidencia a los que viajan en auto que por ahí pasan ciudadanos en bici.

En conclusión, este tipo de diseños es más de lo mismo y queda en evidencia que se están diseñando por cumplir, pensados a corto plazo. Si lo que se busca es ampliar la cantidad de personas moviendose en cleta, estas soluciones no muestran que puedan circular por ahí muchas personas al mismo tiempo. Sencillamente colapsarían.

Muévete en bici hoy, será un buen día.

Video visto en Bicicultura. El análisis lo encuentras en Arriba ‘e la Chancha

La pena de muerte en Chile existe y los autos se encargan de ejecutarla

Portada LUN Sábado 10 de Abril 2010

El sábado, mientras pedaleaba por providencia me detuve a revisar las portadas de los diarios en un quiosco. Quedé profundamente incómodo y con bastante rabia al leer la portada del diario Las Últimas Noticias que titulaba: “El peritaje del fatal accidente de Johnny Herrea” y que dentro de los detalles destacaba “Policía responsabiliza a ambos por igual, ella tenía 0.84 de alcohol”.

Para ponerlos al tanto, Johnny Herrera es el conductor de un vehículo, un Nissan Infinity G37s, un deportivo diseñado para correr, quien a las 5:30 de la mañana de un día domingo atropella a 93 kilómetros por hora a Macarena Casassus M. Quien cruzaba avda. Ossa a la altura de Echeñique. Como consecuencia del siniestro, Macarena murió instantáneamente. (ver noticia en El Mercurio).

Han pasado más de 3 meses de la tragedia y el informe de Carabineros praparado para la fiscalía correspondiente, determina que ambos tienen igual responsabilidad. Esto sencillamente está mal.

Cómo es posible que un ciudadano conduciendo una máquina de casi 2 toneladas, desplazándose a 93km (la zona tiene una irrisoria máxima de 60km) y algo entonado, tenga exactamente la misma responsabilidad que un ciudadano caminando? Si bien es cierto también iba “entonado”, no podemos quedarnos tranquilos, sabiendo que un hecho cotidiano y corriente, como regresar a casa después de compartir con los amigos, no debe ni puede ser causa para sentenciar la muerte de un ciudadano.

Quiero dejarlo claro: El conductor del auto tiene la responsabilidad por la muerte de Macarena. Ella no era capáz de matar a nadie en su trayecto. Sin embargo desde el momento en que el conductor se sube al auto, con alcohol o sin alcohol, está en condiciones de generar un daño importante y en este caso mortal, al conducir semejante bestia con una capacidad de 330 caballos de fuerza a 7,000 rpm.

Hay cosas distorsionadas en la forma que como sociedad tomamos estos eventos (eso incluye a la prensa!). La actividad de movilizarse no debe ser en ningún caso mortal. Sin embargo hoy la irreponsabilidad en la conduccion de vehículos motorizados es lo que nos está matando, en la forma de siniestros de tránsito, contaminación o como promotor del sedentarismo.

Definitívamente la ley de tránsito debe contemplar, de alguna manera, escalas de responsabilidad determinadas por el peso, el tamaño y la velocidad que el vehículo conducido es capaz de desarrollar.

Muévete en bici hoy, será un buen día.

2000-2009: La bicicleta sale del casacarón

Pareja transportandose en una bici

Se termina la década y a diferencia del año pasado, oportunidad en que hicimos una retrospectiva de nuestro trabajo, sentimos que ahora es momento de agradecer el presente y dar la bienvenida a una nueva etapa: la bicicleta fuera del cascarón, ahora como un medio de transporte incorporado a la ciudad.

A comienzos de la década comenzaba el proceso de incubación de la movilidad en bici, a cargo de minorías activas, rebeldes que no estaban dispuestos a dejar sus bicicletas en casa y que atesoraban el derecho a usarla para sus desplazamientos diarios en la ciudad que los olvidó y rechazaba.

Poco después, el estado tímidamente, con errores y algunos aciertos, comenzaba a escuchar a estos grupos y a reflexionar sobre los beneficios de la movilidad en bicicleta. Se lanzaron proyectos, hubo fondos y algunos episodios de voluntad. Luego brotaron nuevos grupos de ciudadanos y nuevas iniciativas que buscaron trabajar activamente a favor de la bicicleta.

La década se cierra con varios medios que informan, invitan a reflexionar y a argumentar respecto a la movilidad urbana. Se celebraron festivales, ciclos de cine, ferias, desfiles y exposiciones fotográficas en honor a la bicicleta. Otros buscan mejoras por el lado oficial, dialogando con efímeros funcionarios de gobierno. Sin duda, a través de varios frentes, la movilidad urbana en bicicleta fue colocada como tema en distintas capas sociales. Hoy es posible concluir que la bicicleta se acerca a la cotidianeidad. Sale del cascarón para ocupar su lugar en la vida diaria de las personas y es precisamente ahí donde se presenta el mayor desafío para esta nueva década: Pedalear hacia adelante, a una sociedad mas independiente del petróleo, mas sonriente, que se contacte en las calles y se enriquezca con lo colectivo.

Para esta nueva década dejamos atrás calificar a las personas por el medio de tranporte que utilizan. Ciclista, Peatón, Automovilista… Damos la bienvenida a los ciudadanos en bici, a los que caminan y a los que deciden a andar en auto. Todos y cada uno de nosotros debemos aprender a compartir y convivir con respeto. Todos tenemos el derecho a desplazarnos con seguridad, eficiencia y comodidad, independiente del medio de transporte que utilicemos. Eso es el derecho a la movilidad. La ciudad es de todos.

El transporte en bicicleta le hace bien al individio, a la sociedad, a la ciudad y al medio ambiente. ¡Feliz 2010!

Muévete en bici, hoy será un buen día.

Ciclismo Urbano - View this group's most interesting photos on Flickriver