Cartas al director: El deseo de una mejor experiencia urbana

Fue una semana movida, una de tantas, en cuanto al comportamiento vial en Santiago. A través de las cartas al director del diario El Mercurio, una vez más, los ciudadanos nos convertimos en el medio de transporte que conducimos y las acusaciones entre “especie y especie” intentaban dejar al otro como único responsable de los malos modales en las vías.

Y esta discusión no sólo se da acá en Chile, pasa al rededor del mundo con igual intensidad. Eso deja clara una cosa al menos, no estamos teniendo tan buenas experiencias urbanas como queremos y la discusión manifiesta el deseo de llegar a entendernos mejor y sobretodo, respetarnos.

CO2 Green Drive 2012, Santiago de Chile

Una carta destaca por hacer un llamado a dejar de catalogar a las personas según el medio de transporte por el cual optaron. La solución no será encontrada si negociamos como tribus, el asunto tenemos que resolverlo como ciudadanos, entendiendo que todos tenemos el mismo derecho a movilizarnos, acceder y disfrutar de la ciudad.

Otras, en el extremo más básico, ese que cree que el dinero lo compra todo, desliza que el pago de permiso de circulación implica mayores derechos a quienes eligen el auto por sobre los demás. Aquí el texto íntegro.

Automovilistas y ciclistas

Señor Director:
Arriesgando a ser políticamente incorrecto, hay que decir que los automovilistas pagan permiso de circulación. Los ciclistas no.
Gianfranco Ferralis Z.

Luego de al menos tres días de cartas, parece que El Mercurio decidió dar un corte a la discusión, seguramente por la gran cantidad de cartas en respuesta recibidas, quien sabe. Aquí dejamos una sin publicar, que enviamos ayer en respuesta a la de Gianfranco Ferralis Z.

¿Permiso de circulación para ciclistas?

Sr. Director
En una carta publicada ayer, el señor Gianfranco Ferralis desliza que por pagar permiso de circulación, en auto se tiene más derechos en las vías. Ante eso queda comentar lo siguiente:

A raíz de nuestra pobre convivencia vial y marcado individualismo, de vez en cuando surge la idea de que quienes optan por pedalear, deben pagar permiso para circular como quienes deciden manejar un auto.

Necesitamos impulsar el uso de la bicicleta. Cuando optamos por ella, muy al contrario a lo que sucede con el auto, generamos cero costo por viaje y probablemente un ahorro al estado. Pagar por pedalear desmotiva el uso de la bici y termina generando más problemas de los que pretende resolver (¿El monto recaudado alcanza a cubrir los costos de operación?). Es un error pretender resolver con registro de bicis un tema de comportamiento derivado de la inequidad existente en las vías. Quienes optan por el auto llevan pagando durante décadas estos permisos y sus modales viales no han mejorado.

El permiso de circulación no es un pago por usar la vía, sólo paga un minúsculo porcentaje de los costos que el transporte motorizado genera en: salud pública, seguridad vial, capacidad vial, costos por retrasos, congestión, de infraestructura urbana, etc., costos que pagamos todos y que deberían pagar sus usuarios.

Medidas como tarificación vial, disminución de oferta de estacionamiento, impuesto al combustible, cobro por propiedad, impactan positivamente en toda la población, mejorando el tiempo de viaje de transporte público, disminuyendo la polución, los siniestros viales, el tráfico, aumentando la seguridad para quienes caminan y pedalean, aumentan las ventas en el comercio, mejoran la calidad de vida.

Menos autos en las vías incluso es bueno para cuando necesitamos usarlo. Más autos definitivamente es beneficio para nadie.

Álvaro Gatica Salas, Claudio Olivares Medina

No será la última vez que este diálogo suceda, muchos vendrán y cada vez hay más gente lúcida que entiende que el problema no es de tribus, si no de ciudadanos con “malos modales” debido a que por años hemos vivido en ciudades cuyo medio ambiente, vías y normas han sido creadas y/o adaptadas para máquinas y no personas.

Muévete en bici hoy, será un buen día.

Aquí la lista de las cartas que recopilamos de esta conversación, por si tienes ganas de sumergirte en el diálogo. Hay varios comentarios interesantes también.

La visión autocéntrica y su manifestación en la prensa

El sitio web del Colegio de Periodistas, en relación al compromiso de informar de sus profesionales, publica lo siguiente:

La Misión de Periodista nos impone el deber de ejercer correctamente la función social de informar a la comunidad y, en consecuencia, nos compromete con la defensa de la Libertad de Expresión y el Derecho a la Información de todos los integrantes de la sociedad.

 
Pero ¿pasa esto realmente? Con frecuencia los medios nos indican que no. Ejemplos existen muchos y el mas cercano es el caso de los comuneros Mapuches. La prensa local estuvo en un profundo silencio durante mas de un mes.
 
En materias de movilidad urbana en bicicleta, con frecuencia la información que se da es inexacta o sesgada y demuestra la poca preparación (o interés) de la persona que hace la cobertura noticiosa.
 
Hoy apareció una nota en primera plana del diario El Mercurio titulada “Alerta por alza de ciclistas fallecidos en rutas” del señor Jaime Pinochet, en donde sindica a los ciudadanos usuarios de la bicicleta como “deportistas”. Si bien es cierto que muchos la utilizan para fines recreativos o deportivos, jamás se me pasó por la cabeza que el Jardinero, el repartidor de diarios, de almuerzos o fotocopias, que el cartero fueran deportistas. Creía que usaban la bicicleta como una herramienta de trabajo.

Es más, nunca imaginé que los miles de estudiantes y ciudadanos que acceden a sus colegios, universidades y lugares de trabajo o compras, utilizando la bicicleta, están haciendo “deporte”.
 
Eso es sólo una muestra de lo poco informado del autor de la nota. Sigamos:
 
Se cita el controvertido proyecto de ley de Promoción de la Bicicleta,

“…este documento legal establece que en caso de que se produzca un accidente entre un auto y una bicicleta en una ciclovía de uso exclusivo o compartido, se presumirá como responsable de la colisión al conductor del vehículo motorizado.”

Con esto aparentemente se busca mostrar un avance en materias de seguridad, pero se olvida que actualmente en una vía exclusiva de ciclistas (como bien describe la actual ley de tránsito), si un auto colisiona a una bicicleta la responsabilidad penal es sí o sí del automovilista, ¿ o se pensaba que la culpa podía ser de la bicicleta? Es decir, ¿si un auto atropella a un peatón que esta en la vereda, la culpa no es necesariamente del auto?, raro por decirlo menos.
 
Pero bueno, los datos de cifras de muertos ¿de donde la habrán sacado? Porque 70 ciclistas fallecidos el año pasado es una cifra muy menor a la manejada regularmente, tanto que mostraría una baja considerable en muertos, ya que el promedio es de 140 fallecidos anualmente en chile, según datos de CONASET (las estadísticas en materias de bicicletas ya no están publicadas en el sitio web de CONASET, no sabemos por que).
 
Por otro lado, la cantidad de fallecidos se debería comparar con la cantidad de personas que hoy en día usan la bicicleta, que a simple vista ha aumentado en forma considerable en los últimos años. Digo a simple vista porque ni las autoridades manejan cifras oficiales de cuantas personas se desplazan actualmente en bicicleta. Se sabe que se realizan poco más de 500.000 viajes diarios en la región metropolitana, 200.000 más que el 2000. Por esta razón, decir que sube la cantidad de muertos sin tomar en cuenta datos de desplazamiento, cantidad de viajes, siniestros por kilómetros recorridos, es una tontera y no se puede hablar del tema de forma seria y responsable. El dato entregado sólo aporta una imagen negativa.
 
Lo único que se consigue con Periodistas como Jaime Pinochet es desinformar a la población y mostrar a la bicicleta como un vehículo inseguro y de alto riesgo. Consigue mostrar a los automovilistas como víctimas de de la imprudencia y actitud criminal de ciclistas y peatones. Aparentemente son sólo los que conducen autos los que respetan todas las normas de transito, no se estacionan donde no se debe, señalizan siempre al virar, jamás hablan por celular mientras manejan y lo que es mas importante, jamás andan a mayor velocidad de la debida. Dejando la ironía a un lado, se coloca en los ciudadanos más vulnerables las responsabilidades por los daños causados por los vehículos mas pesados, los que andan a mayor velocidad y tienen mayor volumen.
 
Me queda una sensación fatal con este tipo de artículos. Un periodista poco riguroso utiliza un gran espacio a nivel nacional para causar temor y aportillar el trabajo de promoción de la bici realizado por las distintas organizaciones de usuarios de la bici desde hace mas de 10 años. Muestra a los ciudadanos en bici como un grupo de irresponsables causantes de sus propias muertes.
 
Don Jaime esta ciudad ha sido construida para el automóvil, quitándole espacio al peatón, dejando sin espacio a otros modos de transporte, se han destruido parques y limitado el espacio público. Don Jaime, sabia usted que el aumento de velocidad en zonas urbanas, de 50km a 60km, llevó a un aumento de muertos en siniestros de transito, ¿Lo sabia?.
¿Sabia Don Jaime que si se crearan zonas 30km por muy imprudente que sea el peaton o irresponsable que sea el ciclista, un siniestro disminuye considerablemente las posibilidades de morir?.
 
Si quiere ayudar a que mas gente no muera, escriba sobre estos hechos, pero por favor infórmese bien y antes de publicar lea lo que dice el compromiso de lo Periodista con la sociedad.