Ciclovías segregadas: Fundamentos de diseño

Ancha ciclovía en Copenhague

Creo que es importante hacer una reflexión en la forma en que como ciudadanos y usuarios, autoridades, ingenieros de transporte y planificadores urbanos, consultoras y diseñadores, abordamos el concepto y a la larga definimos el paradigma de ciclovía.

Según mi experiencia, siempre se promocionan y fundamentan desde el punto de vista de la seguridad del ciclista, pero los diseños terminan aportando dificultades y riesgos a sus usuarios. Al parecer la manoseada seguridad consiste exclusivamente en sacar a los que vamos en bici de la calzada, para colocarnos lejos del flujo motorizado, entendiendo que este es tan peligroso que mientras más lejos estemos de el, mejor.

Bajo esa misma mirada autocéntrica, usuarios en bici y a pie se transforman en un estorbo para el flujo motorizado, por lo tanto, cualquier mejora a imlementar para ellos termina siendo descartada o desecha por ser un elemento generador de congestión. (Claro está que los problemas de congestión no son causados por la falta de espacio, si no por el exceso de automóviles).

Un enfoque centrado en el usuario

Pero ¿qué pasa si cambiamos el punto de análisis, y los fundamentos de diseño de las ciclovías se centran en sus usuarios, identificando sus necesidades, los aspectos sociales y las características del vehículo que utilizan?. Me atrevo a apostar que los resultados serían bastante disntintos.

De esta forma, los fundamentos de diseño que propongo son:

  • El diseño de una vía para bicicletas debe estar pensado para sacar el máximo partido a la eficiencia física de la persona y la bicicleta, disminuyendo elementos que obstaculizen la vía, permitiendo al ciclista manener una velocidad constante por el mayor tiempo posible. Será un diseño libre de obstáculos que obligan al pedalero a disminuir la velocidad constantemente y evitaría que este se detuviera con frecuencia.
  • Las vías exclusivas para bicicletas deben estar pensadas para mantener a sus usuarios en un camino libre y expedito, libres de los atascos y reducidos espacios que dejan los automóviles producto de la congestión. Las vías para bicicletas permitirán a los automovilistas ver como un flujo constante de ciudadanos circula fluídamente mientras ellos se encuentran deteneidos sufriendo la congestión que ellos mismos generan.
  • Los cruces y empalmes deben permitir un fácil acceso y cambio de vías, sin obligar al usuario a analizar y detenerse a pensar por donde es que puede seguir su camino.
  • Las ciclovías deben ser lo suficientemente anchas para poder maniobrar con comodidad. Por otro lado, tanto o mas importante, debe existir el espacio suficiente para poder tener contacto con las personas con las que viajas (amigos, familia…), y así poder conversar, interactuar lado a lado, dejando atrás esos viajes en formato “trencito”. Aquellos que ván más rápido podrán adelantar sin problemas. Con esto, debieran quedar erradicadas las ciclovías bidireccionales.

En conclusión, sería una red de insfraestructura que dejaría los tacos, problemas de espacio, el ruido y la contaminación directa, en las vías segregadas para autos, que es donde pertenecen , dando vías libres a la bici y declarando con hechos, y no con palabras escritas en una ley, que la bicicleta es un vehículo prioritario en la ciudad.

Finalmente, ¿sólo de vías segregadas se trata? definitivamente no. Estas debiesen ser implementadas exclusivamente en situaciones en que la eficiencia de la bicicleta y la tranquilidad del viaje se vea vulnerada por la presencia del flujo motorizado. No reemplaza otras medidas como zonas 30km, vías compartidas o pistas preferentes para usuarios de la bici.

Muévete en bici hoy, será un buen día.

Buscan duplicar la red de ciclovías en Santiago: ¿ahora si que si?

Hoy apareció en la prensa, específicamente en el diario La Tercera, un artículo titulado “Gobierno alista plan para duplicar e interconectar red de ciclovías en Santiago” con el que el gobeirno busca optimizar el diseño y la ubicción de las ciclovías.

Ciclovía en Ñuñoa

Debo confesarlo, a estas alturas tengo un nivel importante de escepticismo respecto a lo que un nuevo estudio y pagos a una consultora pueda lograr. El resultado de lo que vemos hoy en las calles es producto de 20 años -leíste bien, 20 años- de estudios, según las propias palabras del Subsecretario de Transportes del gobierno anterior Raúl Erazo. Es entendible entonces que varias veces se haya mencionado que las ciclovías en Stgo son una carrera de obstáculos

¿Qué significa optimizar el diseño? Desde nuestra perspectiva espero que eso esté alineado con:

  • Diseñar para la comodidad de los usuarios en bici y no para la comodidad de los automovilistas (para muestra un par de botones: angostamiento de la ciclovía de A Varas y Nadie Sabe para quien trabajan)
  • Hacer que esta red de ciclorutas sea coherente, un mismo diseño estandar para toda la ciudad
  • Hacer que esta ruta de ciclovías sea directa y cómoda, de manera que no limite las ventajas de desplazarse en bici
  • Que en los cruces sea el ciudadano en bici el que tenga la preferencia, no el auto. Actualmente en todos los cruces, en cada esquina, por una razón que desconozco, los que vamos en bici debemos ceder el paso
  • Que se segregue cuando sea estrictamente necesario y de hacerlo, se tome espacio de la calzada y no de las aceras o parques
  • Que las ciclovías se coloquen en las principales vías y no en calles secundarias. Los que nos desplazamos en bici somos ciudadanos comunes y corrientes, con las mismas necesidades de acceso a trabajo, estudios y servicios que todos los demás
  • No sólo de ciclovías vive el ciudadano. Un plan de infraestructura debe ir acompañado de otros elementos, como cambios legislativos que permitan mejorar la seguridad de todos en la ciudad y hacer de ella un lugar más agradable. Un claro signo de voluntad será entonces disminuir la velocidad máxima en zonas urbanas. No es mucho lo que pedimos para empezar, sólo recuperar nuestros antiguos 50km. La voluntad debe ser mostrada con hechos, no con palabras. Se trata de regular a quien genera los riesgos no a quien los padece.
  • Debe existir un plan fuerte de promoción de la bicicleta, destacando sus aspectos positivos.
  • Las pistas para bicicletas deben ser anchas y unidireccionales. En caso de que sean instaladas en avenidas de doble tránsito, éstas debieran ir al costado derecho siempre. Nuestro paradigma de circulación es por la derecha (al contrario de los ingleses).
  • Un claro signo de un buen sistema de vías amigables con al bici permiten integrarse y cambiar de rutas de manera fluída y natural. El actual diseño tiene puntos negros que en gran parte de los casos obliga a extrañas maniobras para cambiar de ruta.
  • Las soluciones deben ser aplicadas con creatividad. La comisionada de transporte para la ciudad de Nueva York, Janette Sadik-Khan, expresó en la conferencia Velo-city 2010: “Es impresionante lo que se puede lograr con un tarro de pintura y algo de creatividad”. Se trata de voluntad y no exclusivamente de dinero

Y aquí, en el mismo planeta tierra, otras sociedades han logrado con éxito y mucha voluntad política, transformar las ciudades para una mejor calidad de vida. Puedes ver ejemplos internacionales que representan buenas prácticas en esta materia.

Pistas para bicicletas en la calzada

¿Y qué pasa con las actuales ciclovías que orgullosamente se contemplan como trabajo terminado? (Hay 250km construídos) Se sabe que son de pésima calidad, salvo dos casos: Isabel la Católica en Las Condes y 5 de Abril en Estación Central. ¿Se demolerán? ¿Se rediseñarán bajo los nuevos estándares que resulten de este nuevo estudio a licitar? No hay que olvidar que hoy por ley, ante la existencia de vías exclusivas para ciclistas, estamos obligados a utilizarlas, pese a que sean un riesgo para nuestra seguridad y comodidad. Hemos sabido de varios casos de choques frontales de ciclistas por la falta de visibilidad y estrechés de estas “facilidades”.

Estacionamiento de autos en la ciclovía

Finalmente debemos tener en cuenta también que hace falta una fiscalización enserio y rigurosa en materias de tránsito. Por ejemplo, infraestructura histórica, como es el caso de las aceras, está siendo invadida por los automóviles, cuyos dueños las utilizan de estacionamiento. Este hábito está avalado por la indiferencia de municipios y carabineros. Entonces si se piensa mejorar de verdad la circulacion de quienes optamos por la bici, sería bueno partir corrigiendo este tipo de comportamientos. (Ver El auto en las veredas)

El auto en las veredas

Metaforicamente, si queremos servir un delicioso filete, debemos limpiar el plato antes de hacerlo.

¿Qué esperas de este nuevo impulso de palabra a la movilidad en bicicleta en nuestra ciudad?

Santiago en Bici: Mapa colaborativo de lugares amables con los que andamos en cleta

Mapa Santiago en Bici

@jp192 y @udodada dieron hoy en Twitter con la chispa que encendió la idea. Crear un mapa colaborativo en Google Maps con los lugares que de alguna u otra manera entregan buena onda a aquellos que optamos por la bici para movernos en la ciudad.

Es sorprendente además visualizar que son muchos los bares, restaurantes, tiendas y cafés, entre otros, que saben que los ciudadanos en bici son excelentes clientes y compradores.

El mapa Santiago en Bici está alojado en Google Maps y está abierto para que todos puedan participar agregando sus datos. Lo importante es aportar con calidad y mantener la neutralidad para no caer en la propaganda comercial.

Desde ya te invitamos a colaborar y también a consultarlo para planificar tus viajes.

Muévete en bici hoy, será un buen día.

Estacionamientos subterráneos en Los Domínicos: No se olviden de las bicis!

Plaza los Domínicos

La Municipalidad de Las Condes, buscando aprovechar la concectividad que otorga el metro en el sector de la Plaza Los Domínicos, está en estos momentos desarrollando las bases para una licitar la construcción de estacionamientos subterráneos en dicho lugar. Con esto se espera eliminar los estacionamientos en superficie que actualmente hay (cerca de 200) al mismo tiempo que se podría descongestionar el sector poniente de la comuna.

El plan municipal busca determinar mediante encuestas origen destino, el número total de estacionamientos a construir.

Es importante considerar que la comuna de Las Condes es la que más autos aporta a la capital (un total de 84.160) y esta iniciativa busca dar espacio a al menos 600 autos por un costo de 10 millones de dólares o 5.240 millones de pesos.

Teniendo en cuenta que la norma es que circule una persona por auto, quizás no resulta del todo rentable el proyecto, socialmente. En el caso que circulen dos por auto, serían 5.240 millones de pesos para beneficio de 1.200 personas. No quiero desconocer que 600 autos menos en las calles podría resultar positivo, pero vamos, ¿tanto dinero para eso?.

Según lo publicado por el diario La Tercera el día de hoy, no hay señal alguna de que esta iniciativa contemple estacionamientos para bicicletas. Quizás está pensado por el municipio y no ha sido comunicado.

El estado actual de la iniciativa se presenta como una buena oportunidad para incorporar un gran estacionamiento de bicicletas, lo que ayudaría mucho a darle rentabilidad social, porque ayudaría a mitigar aún más la congestión y mejorar la salud de las personas de ese sector en particular.

Mientras escribía este post, les envié el siguiente correo:

Hola.

Leí hoy en La Tercera respecto al proyecto de estacionamientos subterráneos en la Plaza los Domínicos.

Me gustaría saber, ya que están en la definición de la licitación, si tienen contemplado instalar estacionamientos para bicicletas.

De no ser así, se presenta una excelente oportunidad de entregar esa facilidad a los vecinos siendo un elemento clave para fomentar la movilidad en bicicleta en el sector, permitiendo conectividad y mitigación de la congestión.

Quedo atento a su respuesta.

Saludos!

Claudio Olivares

Vale la pena tener en cuenta que el Metro había presentado una propuesta pero fue rechazada por el municipio porque consideró que la capacidad era poca y el área de intervención era muy grande.

Ah! y es de esperar, que como buenos representantes de la ciudadanía, cuiden las áreas verdes que hay.

Muévete en bici hoy, será un buen día.

Fotografía: Carolina Hornig Bajo licencia CC