Incapaces de ver la enfermedad terminamos encandilados con el síntoma

El diario LUN la semana pasada y hoy el nuevo periódico hoyxhoy, acusan un sintoma real que es posible experimentar día día. Muchos personas que están optando por la bici están utilizando las veredas para desplazarse. Esto provoca en algunos casos molestia en quienes van caminando, lo he experimentado yo mismo también. No es grato sentir de sorpresa el paso acelerado (teniendo como referencia la velocidad peatonal) de una bicicleta a centímetros de nuestro cuerpo.

Portada diario hoy x hoy

Una de las primeras cosas que hay que reflexionar aquí es que como seres humanos que somos, no siempre tomamos buenas decisiones, cometemos errores, somos inconscientes y no siempre tenemos una conducta empática. Estos episodios de “tontera” no nos son traspasados por el vehículo que conducimos o por nuestra decisión de transporte. Con esto quiero dejar en claro que no son los “ciclistas” unos estúpidos, ni los “automovilstas” el grupo que acapara la inconsciencia y los “peatones” los tontos que andan por ahí deambulando com bobos. Con esto quiero invitar a hacer a un lado la odiosa clasificación y asignación de estupideces de todo tipo al grupo de personas que decide usar tal o cual vehículo. Todos podemos sufrir estados de tontera, tomar malas decisiones y ser completamente desconsiderados con los demás en las vías.

Regresando al tema. Ambas noticias, así como vimos hace unas semanas en un intercambio de cartas en la arena favorita de nuestro país para debatir públicamente mediante texto (las Cartas al Director de El Mercurio), apuntan fuertemente los dardos a quienes optan por la bici, sindicándolos como origen y causa del problema.

La gran cantidad de personas que es posible ver pedaleando en las veredas indica al menos dos cosas:

  • La demanda por el uso de la bicicleta está creciendo porque mucha gente quiere disfrutar de sus beneficios, especialmente en ahorro de tiempo y dinero.
  • Si existe tal nivel de demanda, cerca de 800 mil viajes diarios en la ciudad (casi una tercera parte de los del metro), ¿que se está esperando para dar respuesta y seguir fomentando el creciente uso de la bici? La ciudad no está siendo capaz de responder a esa demanda porque el sistema vial está pensado y ha sido construído por años teniendo en cuenta únicamente vehículos motorizados, particularmente los privados, invalidando prácticamente la opción por usar cualquier otro modo de transporte que no sea manejar tras un volante.

No es primera vez que esta discusión se da, hace exactamente 23 meses, el 7 de febrero de 2011 el diario La Tercera publicaba “Peatones y ciclistas se disputan las veredas” y analizamos la misma discusión que hoy vemos casi calcada 2 años después, desde 3 perspectivas, caminando, pedaleando, manejando y finalmente revisamos las responsabilidades del estado, quien a estas alturas, con una discusión por seguro con más de 2 años de antigüedad, sigue de brazos cruzados sin tomarse en serio el tema del transporte urbano en el país. Es cierto, se han dado algunos pasos pequeños, pero el estado de Chile sigue fomentando el uso del auto como LA opción válida, directa e indirectamente, ya sea mediante la construcción de más vías, la expansión urbana, la nula planificación territorial, ausencia de un transporte público fiable que se transforme en una opción real para viajar, etc.

Nada sacamos con empezar a sacarnos los ojos y entrar un una guerra que fomenta la enajenación de los ciudadanos, odiándose unos a otros. El estado tiene una gran responsabilidad y es quien de alguna forma tira la piedra y esconde la mano, por su falta de acción para tomar cartas en el asunto y por la implementación de infraestructura (es el mismo estado quien ha construído ciclovías intermitentes en veredas y mezclado el flujo ciclista y peatonal en cruces del 98% de las vías de Santiago) y medidas mediocres  para hacer válido y competitivo el set de modos de transporte que no son el auto. La enfermedad entonces es que una ciudad pensada por y para el automóvil termina consumiendo espacios y no deja lugar para efectuar un ordenamiento vial que permita a todos desplazarnos con comodidad, seguridad y eficiencia. En resumen no permite desarrollar buenas experiencias urbanas.

Y finalmente, a la gente que usa las veredas, es entendible en gente que recién se está subiendo a la bici y quiere usarla porque sabe que le hace bien y su percepción de seguridad es muy baja. Pero por favor, a todos aquellos que demuestran y se jactan de su destreza en bici sobre las veredas, sepan que ya están lo suficientemente preparados para pedalear por la calle, bájense a la calzada, no es la cosa terrible que se imaginan.

PD: ¿Por qué la prensa ni la ciudadanía hace visualizar la invasión en las veredas cuando son utilizadas como espacio para estacionar autos?

Bicicleta Escuela “Taller Voltaire”

CUPOS AGOTADOS

Estimados, los cupos se llenaron rápidamente, pero tenemos buenas noticias, debido a la excelente acogida de la Bicicleta Escuela creemos que mucho más temprano que tarde haremos una segunda versión, por favor quédense atentos a nuestra web para información más concreta.

Gracias de antemano.

El último proyecto que nos ha mantenidos ocupados, y sobretodo, muy entusiasmados es, la Bicicleta Escuela Taller Voltaire. Probablemente muchos de Ustedes conocen o han oido hablar del “Taller Voltaire” el cual, bajo el concepto de hágalo usted mismo y de aprender haciendo enseña a los ciclistas a reparar o a armar su propia bicicleta, pues bien, la Bicicleta Escuela viene a ser el siguiente paso, una profundización de este concepto en tanto pretende formar a los ciclistas urbanos, comprometidos con la cultura ciclista como medio de transporte, y de enseñar a aquellas personas que les gustaría aprender el oficio de mecánico de bicicletas, para transformarlo en un medio digno de subsistencia para ellos y sus familias.

Este curso busca rescatar y formalizar el oficio de “Mecánico de bicicletas”, labor que hasta ahora se viene aprendiendo de manera autodidacta o se aprende por tradición familiar traspasando los conocimientos de padre a hijo. Además, hemos buscado y no hemos podido encontrar algún centro o espacio de capacitación en Chile que se preocupe de formar mecánicos de bicicletas de manera sistemática, por lo que, como ha sido tradición para “Arriba e’ la Chancha”, decidimos que ya era hora de que lo hiciéramos nosotros mismos.

El objetivo del curso-taller es que, los o las participantes, adquieran los conocimientos suficientes que les permitan reparar por sí mismos su medio de transporte o los de otras personas, así como también, armar diferentes tipos de bicicletas, según las necesidades de movilidad que les requiera un posible cliente.

La metodología que usaremos será, clases teórico prácticas impartidas por mecánicos especializados en la temática que se vaya a abordar en la sesión respectiva. Los alumnos trabajarán en “bicicletas escuelas” de diferentes tipos, de manera que puedan practicar y aplicar los conocimientos en forma inmediata y real.

La duración del curso será de 7 sesiones de 4 horas pedagógicas cada vez, las clases se impartirán en el en el Velódromo del Estadio Nacional, específicamente en el camarín destinado a la Asociación Regional de Ciclismo Metropolitano, quienes amablemente nos han cedido el espacio y el apoyo necesario para este proyecto y por lo cual les estamos tremendamente agradecidos. Las clases se realizarán los días sábado a partir de las 15:30 hrs.

Atención, los cupos son pocos y estrictamente limitados, a saber, contamos en este primer taller con capacidad para 10 alumnos, los cuales deberán cancelar una matrícula de $5.000.- y una “colegiatura” de $10.000.- los que se pueden pagan en dos cuotas si lo estiman necesario. Cada alumno recibirá manuales de entrenamiento para cada ítem que se trate en la clase, insumos básicos, material fungible, podrá hacer uso de herramientas específicas para ciclismo, accederá a algunos componentes básicos para el armado de su bicicleta, y además, tendrá la posibilidad de acceder a importantes descuentos en tiendas especializadas del rubro.

Los interesados entonces, deben enviar un mail a contacto@arribaelachancha.cl en donde nos cuenten su nombre, rut, dirección, fecha de nacimiento y teléfono de contacto y solicitar la inscripción para el curso. A vuelta de mail recibirán el programa y las temáticas específicas a tratar.

¿Cuando comenzamos?… la fecha tentativa de inicio es el sábado 19 de marzo a las 15:30 hrs., ese día veremos “Anatomía de la Bicicleta” e inmediatamente se trabajará prácticamente en “Ajustes Básicos”.

Los invitamos entonces a escribirnos y a inscribirse en este taller, que les aseguramos será muy entretenido.

La Bicicleta Luz

Hace ya 4 semanas que no puedo subirme a una bicicleta debido a un accidente que no me permite forzar el brazo izquierdo.

Hace un par de días y por una casualidad me topé con una canción de Alberto Cortez, cantautor argentino muy famoso en Chile a fines de los 70 y principio de los 80, la cual  no conocía y hablaba de bicicletas, le puse atención y hay que ver como me hizo sentido a propósito, supongo, que mis ganas de pedalear se hacen día día más evidentes.  Escúchenla y la comentamos:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=y2eYGdV0zJY[/youtube]

Fue Melchor quien la puso en mi ventana
sobre un par de zapatos siderales,
me monté al despertar sobre sus alas
y até mi corazón a sus pedales.

Timbre a timbre, como una sinfonía,
se llenó mi niñez de resonancias.
¡Era azul, como azul eran los días
luminosos, lejanos de mi infancia!

Era la luz, mi bicicleta luz;
la libertad, era la libertad;
las fantasías en su plenitud,
el mediodía de la ingenuidad.

Era la luz, mi bicicleta luz,
era vivir con imaginación,
salir volando por el tragaluz
y pedalear en dirección al sol.

Hoy la vida me deja cotidiana
en mis pobres zapatos la rutina;
ya Melchor se ha batido en retirada,
no se puede volar en la oficina.

Prisionero de horarios y planillas,
de lugares comunes y vacíos,
yo quisiera volver sobre su silla
y en las alas librarme del hastío.

¿Dónde estará mi bicicleta luz?,
¿en qué lugar quedó la libertad,
las fantasías y la plenitud,
el mediodía de la ingenuidad?.

¿Dónde estará la bicicleta luz?,
¿qué sucedió con la imaginación?.
Ya no se escapa por el tragaluz
ni pedalea en dirección al sol.

Es más que probable que alguno de Ustedes haya recibido una bicicleta para navidad o reyes, en mi caso fue justamente una bicicleta azul!, pero lo que me llamó la atención de la letra de Cortez fue otra cosa, fue la descripción que hace de como la vida te va absorviendo entre la rutina, el horario, planillas, “lugares comunes y vacíos”, como la libertad que sentíamos cuando niños al montar nuestra bicicleta se perdió dentro de un auto, el metro o un bus.  Tiene razón Cortez cuando dice que muchas veces “no se puede volar en la oficina”, pero ¿saben que? si podemos volar en nuestras bicicletas para llegar a ella.

Créanme que una vez que se prueba, es muy dificil volver subirse al sistema público o a un auto, como diría Claudio:

“Muévete en bici hoy, será un buen día.”

Copenhagen: Las primeras impresiones

Hora punta en Copenhagen

Ya estoy en Dinamarca y la sensación que me gobierna en estos momentos es exitación y ansiedad. Podría definir que estoy en un estado de shock al ver tantas, miles de personas en bicicleta por todos lados. La bicicleta acá no es un tema, si no que una herramienta que es reconocida por su extrema utilidad porque es la forma más rápida, cómoda y entretenida de llegar a cualquier lado. Es por eso que no tiene demasiada atención de los ciudadanos, al menos no más que un vaso de agua o una aspiradora (en la mayoría de los casos, claro está).

Otra de las cosas importantes que he observado es que las ciclovías, no son exactamente vías segregadas como se entiende y se quiere hacer entender en Chile. Acá, para ponerlo en términos simples, las calles están compuestas por demarcación que define con claridad por donde es que los autos y las bicis deben moverse. NO hay segregación del ciclista, si no que todo aparenta ser un concierto de medios de transporte que danzan integradamente en la calle. O sea, la vía es una sola con un sistema de “ruta compartida”.

Otro punto a destacar, si, las danesas son bellas en su mayoría y las personas en general, un 99% de ellas viste normal, con su ropa de todos los días. Es muy difícil ver lycra o ropa deportiva en quienes se mueven en bici, salvo que alguien esté haciendo específicamente deporte.

Bicicletas en las calles

Este primer día y medio de estadía he caminado bastante por el centro de la ciudad. Junto con ver gente sobre bicicletas por todos lados, he visto un montón de bicis estacionadas, amarradas, botadas, apoyadas, en cada muro, callejón, reja y parque en la ciudad. Muy pocas de ellas están amarradas a un poste o reja, casi todas tienen un sistema de bloqueo a la rueda trasera y otros simplemente optan por colocar una cadena o candado en las ruedas para evitar que alguien se la lleve andando (y si, hay robos como en cualquier lado!). Espero ya mañana hacerme de mi bicicleta. Hay varias tiendas a sólo cuadras de donde estoy y tienen una gran variedad de diseños. Todas, en su mayoría, diseñadas para uso utilitario-urbano, por lo tanto es fácil encontrar bicicletas con tapabarros y cubrecadenas, con campanillas y parrillas para transportar tus cosas.

Personas pasando un buen rato en un parque de Copenhagen

Para terminar (aunque siento que queda tanto por contar), el uso del espacio público es fantástico. Puedes encontrar grupos de estudiantes comiendo sentados en la acera y disfrutando de la música, cervezas y jugando cricket en los diversos parques que hay en la ciudad. Por la tarde muchos salen a trotar y otros a caminar. Hay varias lagunas con patos, cisnes (el ave nacional) y otras aves migratorias. Pese a ser una ciudad densa, no te sientes para nada apretado como uno suele imaginarse. Hay espacio para todos!

Muévete en bici hoy, será un buen día.

Prensa y conclusiones científicas: a la caza de la víctima

Ciclista en San Vicente

Hace unos días, por diversas fuentes, más de algún usuario habrá recibido desde familiares y amigos, la noticia publicada en al menos un par de medios electrónicos que describe las conclusiones preliminares del estudio de Luc Int Panis, relativo a la polución del aire y el impacto en la salud de la población en actividades relativas a la movilidad. Luc Int Panis lleva al parecer varios años trabajando en modelos de medición que entre otras cosas busca ayudar a la implementación de leyes que ayuden a bajar los altos índices de contaminación que sufren las ciudades del mundo debido principalmente al transporte.

Para la prensa local parece ser altamente rentable basar sus noticias en una de las conclusiones de este estudio (el cual no ha terminado) la cual indica que los usuarios de la bicicleta están expuestos 5 veces más particulas nocivas que un conductor de automóvil. Esto es debido, según el estudio, a que la actividad física desarrollada al ir en bicicleta exige una respiración más frecuente y profunda que ir sentado en el sillón del auto.

La comunidad científica ha estado durante varios años investigando este tema. Otros estudios indican que son los automovilistas quienes sufren períodos más prolongados de exposición a particulas nocivas sindicando incluso que el interior del auto está mucho más contaminado que el exterior. Si esas diminutas partículas son capaces de ingresar a los pulmones y evitar los filtros naturales de nuestra nariz, es totalmente posible que ingresen y no salgan del interior del auto. Basta una búsqueda en Google para encontrar noticias con estudios en la materia que llegan a esta conclusión. Por ejemplo en Nueva Zelandia un estudio concluyó que los automovilustas respiran más aire contaminado que usuarios de la bici o transporte público.

Si bien la comunidad científica podrá estar en este tipo de discusiones y estudios durante largo tiempo, una cosa es clara. Los beneficios generales a la salud personal y colectiva que trae el uso de la bici no son superados por los supuestos riesgos. Y esa es precisamente la clave.

La manera en que este tipo de noticias es entregada parece indicar que se busca desprestigiar a la bicicleta, haciendola aparecer constantemente como un vehículo riesgoso. Se apela al miedo con el fin de alejar a las personas de la bici al mismo tiempo que se fomenta el uso del auto. No debemos olvidar que el uso del auto esta basado en el miedo y se opta por él debido al encierro, aislamiento y negación de lo público porque de alguna manera el márketing de la industria automotriz, la seguridad ciudadana y la seguridad de tránsito, nos han condicionado a creer que la ciudad es peligrosa. El uso del auto es al mismo tiempo la razón y la causa de este problema.

Ahora analicemos los titulares de la prensa local.

Punto Mujer (EMOL):

Andar en bicicleta no es tan bueno, después de todo

Un titular a todas luces amargo y negativo, apuntando el dedo donde no corresponde. En el fondo, según el estudio, los usuarios de la bicicleta son perjudicados por la contaminacion generada por los motores de otros vehículos. Es a ellos a quienes debiera ser apuntado el dedo acusador.

Un poco menos nefasto, El Mostrador:

Viajar en bicicleta es sano, pero no tanto

Claramente ambos titulares consciente o inconscientemente aportillan a la bicicleta, desconociendo completamente que el problema no es la bici, si no que los altos niveles de contaminación del aire, producido principalmente por medios de transporte cuya energía es obtenida por la quema de combustible fósil.

La bicicleta es el medio de transporte más seguro y más sano que podemos utilizar, es eficiente energéticamente porque multiplica la capacidad de desplazamiento de nuestro cuerpo a un costo energético bastante bajo. Nos permite llegar de A a B rápidamente, cómodamente, sin demoras y esperas. Tanta perfección para algunos no puede ser tolerada y condicionados por años de lavado de cerebro, insisten en colocar a la bici en un sitial de vehículo de riesgo.

Los grandes problemas de salud, ambientales, económicos y sociales que tienen las ciudades no tienen que ver con la bicicleta. Esta, aunque les duela a muchos, es parte de la solución, no del problema.

Muevete en bici hoy, será un buen día.

Fotografía: PpVaz, La ciudad de las bicicletas

Un futuro agradable basado en el auto es sólo fantasía.

Via Veo Verde descubro este video de Disney, que busca mostrar lo maravilloso y enriquecedor que resultaría un futuro cuyo desarrollo se basa en el automóvil y en autopistas. Un mundo dominado por super carreteras a través de las que incluso podrás llegar a tu oficina y trabajar sin bajarte del auto. Muy en el modelo gringo de mediados del siglo pasado, la mujer de este futuro sigue relegada a labores domésticas y a cargo del cuidado de los hijos, dedicando su tiempo libre a comprar en el mall. El hombre es el que mantiene económicamente el hogar. Ésta es la visión del futuro que se tenía en 1958.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=F6pUMlPBMQA[/youtube]

Ah! y no olvidemos que este futuro basado en el automóvil particular sólo puede ser perfecto en la fantasía de la animación (es hilarante que en ese futuro son todos flacos!). Bien sabemos que el modelo que el país lider en la cultura del automóvil ha exportado tan exitosamente a través del mundo, hoy está haciendo estragos, como es posible apreciar en el siguiente video (y que es justo lo que el márketing de la industria del auto jamás cuenta.)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=cfoARdgGLOg[/youtube]

Y ahora con ustedes, sin fantasías, con documentación 100% real, un video de la ciudad de Copenague, una de las muchas ciudades europeas que han implementado redes de transporte en bicicleta, logrando altos niveles de calidad de vida debido a los beneficios sociales, ambientales, energéticos, y muchos otros que el uso de la bicicleta entrega.

En el siguiente video, no hay mentiras. ¿Qué modelo elijes? (en un futuro cercano espero contar con registros locales en video ;)

[vimeo]http://vimeo.com/3984629[/vimeo]

Muévete en bici hoy, será un buen día.

Gracias por usar la bicicleta!

¿Cuantas veces haz llegado a una esquina con luz roja buscando la cuneta para apoyar el pie o algún poste para afirmarte con la mano?
La ciudad de Copenhague ha puesto en marcha esta baranda doble simplemente como una comodidad para los ciclistas que se detienen ahí. Una barra alta para afirmarse con la mano y una barra abajo para apoyarse con el pie, claro si lo necesitas hacer. De todas maneras la barra sirve para salir del modo estático empujando la bicicleta al partir cuando la luz cambia y así no apoyar el pie en el cemento. Y abajo se lee “Hola, ciclista! Descansa tu pie aquí… y gracias por usar la bicicleta en la ciudad”.
Las municipalidades aquí en Santiago que son propensas a instalar esas feas rejas para direccional a los peatones al cruzar en las esquinas, nada mal se verían esas dos barras paralelas para apoyarse cuando te toca luz roja y además con un poco más de diseño hasta podría convertirse en estacionamiento para bicis.
Me gustaría probar esto aunque no opté por usarlo en algún semáforo, pero con un charco de agua en invierno de seguro lo usare. Y me gusta más pensar que es agradable ver la ciudad realmente activa con una simple idea fomentando la bicicleta y además te da las gracias por usarla!

Artículo original y más fotografías

Portada de El Mercurio expone las causas y efectos del uso del auto

En la portada del diario el mercurio del día de hoy, se produjo una sincronía interesante. Dos noticias vinculadas, una como la causa y otra como efecto.

Diciembre fue uno de loas meses con la mayor venta de autos nuevos en la historia de Chile“, mientras que inmediatamente debajo, el diario titula: “Nuevas obras viales en Las Condes para reducir tacos“.

Portada diario El Mercurio 15 enero 2010

Desde el punto de vista económico, la Asociación Nacional Automotríz se soba las manos, preveen vender el 2010 cerca de 548 autos diarios. No es de su interés y no creo que sientan que es de su incumbencia, uno de los grandes trastornos a la vida urbana que provoca el abuso de este ineficiente medio de transporte, la congestión.

Para intentar aliviar la congestión, uno de los municipios mas ricos de Chile y también uno de los más motorizados (es el líder en Santiago en aporte de autos: 84.160), planea modificar y adaptar sus vías implementando pasos a desnivel, ensanche de pistas (14 metros) e instalación de cámaras, entre otras medidas. Todo eso a costa de perder espacio público (veredas) y áreas verdes. Una millonaria inversión de cerca de 20 millones de dólares (10.000 millones de pesos) que será aportada por privados, financiará la iniciativa, con lo que en el municipio esperan se reduzca en un 40% el tiempo de viaje en auto.

Afortunadamente la misma comuna tiene también contemplado un proyecto de transporte limpio, consistente en un Tranvía que recorrerá 12km. Se espera que esté en operaciones el 2012.

Urge que se implementen en la ciudad mejoras urbanas que privilegien sistemas limpios y eficientes de transporte, aumentando la seguridad y comodidad de los que decidimos usar las vías en un modo distinto al auto.

Muévete en bici hoy, será un buen día

2000-2009: La bicicleta sale del casacarón

Pareja transportandose en una bici

Se termina la década y a diferencia del año pasado, oportunidad en que hicimos una retrospectiva de nuestro trabajo, sentimos que ahora es momento de agradecer el presente y dar la bienvenida a una nueva etapa: la bicicleta fuera del cascarón, ahora como un medio de transporte incorporado a la ciudad.

A comienzos de la década comenzaba el proceso de incubación de la movilidad en bici, a cargo de minorías activas, rebeldes que no estaban dispuestos a dejar sus bicicletas en casa y que atesoraban el derecho a usarla para sus desplazamientos diarios en la ciudad que los olvidó y rechazaba.

Poco después, el estado tímidamente, con errores y algunos aciertos, comenzaba a escuchar a estos grupos y a reflexionar sobre los beneficios de la movilidad en bicicleta. Se lanzaron proyectos, hubo fondos y algunos episodios de voluntad. Luego brotaron nuevos grupos de ciudadanos y nuevas iniciativas que buscaron trabajar activamente a favor de la bicicleta.

La década se cierra con varios medios que informan, invitan a reflexionar y a argumentar respecto a la movilidad urbana. Se celebraron festivales, ciclos de cine, ferias, desfiles y exposiciones fotográficas en honor a la bicicleta. Otros buscan mejoras por el lado oficial, dialogando con efímeros funcionarios de gobierno. Sin duda, a través de varios frentes, la movilidad urbana en bicicleta fue colocada como tema en distintas capas sociales. Hoy es posible concluir que la bicicleta se acerca a la cotidianeidad. Sale del cascarón para ocupar su lugar en la vida diaria de las personas y es precisamente ahí donde se presenta el mayor desafío para esta nueva década: Pedalear hacia adelante, a una sociedad mas independiente del petróleo, mas sonriente, que se contacte en las calles y se enriquezca con lo colectivo.

Para esta nueva década dejamos atrás calificar a las personas por el medio de tranporte que utilizan. Ciclista, Peatón, Automovilista… Damos la bienvenida a los ciudadanos en bici, a los que caminan y a los que deciden a andar en auto. Todos y cada uno de nosotros debemos aprender a compartir y convivir con respeto. Todos tenemos el derecho a desplazarnos con seguridad, eficiencia y comodidad, independiente del medio de transporte que utilicemos. Eso es el derecho a la movilidad. La ciudad es de todos.

El transporte en bicicleta le hace bien al individio, a la sociedad, a la ciudad y al medio ambiente. ¡Feliz 2010!

Muévete en bici, hoy será un buen día.

Ciclismo Urbano - View this group's most interesting photos on Flickriver

Far Foods: El costo del transporte

Para crear conciencia sobre el impacto medioambiental que tiene el transporte de alimentos, el diseñador James Reynolds propone rotular los productos, específicamente vegetales, marcando el país de procedencia, las millas recorrdidas y el dióxido de carbono generado en el traslado. De esta forma será posible informar al comprador en la boleta final, del total de dióxido de carbono que se generó para que él pueda llevarse ese alimento a su boca.

Far Foods James Reynolds

Far Foods, James Reynolds

A estas alturas se me ocurre que aún sigue siendo un secreto, para muchas personas, el impacto que nuestros hábitos de compra pueden tener en el medio ambiente. En Chile, los platanos son traídos desde el Ecuador, el azúcar de caña desde Brasil. Los gringos comen nuestras uvas y paltas y las naranjas de españa y los australianos siembran su maiz con nuestras semillas.

Mientras más kilómetros viajen estos productos, mayor será su huella medio ambiental y el costo para el planeta, tema del cual no somos conscientes. A diferencia de nosotros, en Europa y Norteamerica se importan muchas frutas y vegetales desde sudamércia y otras partes del mundo, porque es muy poco lo que en esas zonas se produce.

Sin duda, una interesante propuesta que nace desde el diseño.

Links:

Fotografías: James Reynolds